Confianza en la cocina: Consejos prácticos para cocinar salsas con éxito | Julie Yoon | Skillshare
Menú
Buscar

Velocidad de reproducción


  • 0.5x
  • 1x (Normal)
  • 1.25x
  • 1.5x
  • 2x

Confianza en la cocina: Consejos prácticos para cocinar salsas con éxito

teacher avatar Julie Yoon, Kitchen Coach

Ve esta clase y miles más

Obtenga acceso ilimitado a todas las clases
Clases enseñadas por líderes de la industria y profesionales activos
Los temas incluyen ilustración, diseño, fotografía y más

Ve esta clase y miles más

Obtenga acceso ilimitado a todas las clases
Clases enseñadas por líderes de la industria y profesionales activos
Los temas incluyen ilustración, diseño, fotografía y más

Lecciones en esta clase

    • 1.

      Introducción

      1:13

    • 2.

      Todo comienza con la salsa

      2:02

    • 3.

      Las 7 salsas esenciales

      3:26

    • 4.

      Compra conmigo los productos básicos de la despensa

      12:27

    • 5.

      Suministros

      6:26

    • 6.

      4 pasos para una salsa a la sartén

      11:55

    • 7.

      Cómo perfeccionar una pomodoro

      5:13

    • 8.

      Pasta Pomodoro para dos

      6:14

    • 9.

      Cómo dominar una vinagreta versátil

      7:09

    • 10.

      Ensalada de col rizada con vinagreta de limón y ajo

      5:53

    • 11.

      Bechamel básica (¡y una salsa de queso también!)

      7:22

    • 12.

      Croque-Madame: Cómo utilizar la bechamel sobrante

      7:39

    • 13.

      Chimichurri a la tabla de cortar con bistec

      8:42

    • 14.

      Salteado de bistec y pimienta

      10:29

    • 15.

      Prepara una vez, úsala dos veces Marinado

      11:11

    • 16.

      Tu proyecto

      2:05

    • 17.

      Reflexiones finales

      1:52

  • --
  • Nivel principiante
  • Nivel intermedio
  • Nivel avanzado
  • Todos los niveles

Generado por la comunidad

El nivel se determina según la opinión de la mayoría de los estudiantes que han dejado reseñas en esta clase. La recomendación del profesor o de la profesora se muestra hasta que se recopilen al menos 5 reseñas de estudiantes.

914

Estudiantes

3

Proyectos

Acerca de esta clase

Te doy la bienvenida a mi segunda clase en la que vamos a seguir creciendo en nuestra intuición culinaria dominando las salsas.

  • ¿Tu pollo ha quedado un poco seco o sin sabor?
  • ¿Tienes restos de verduras que están a punto de perderse?
  • ¿Tienes alguien exigente con la comida?
  • ¿Te has estancado en la rutina de las recetas?

Una salsa bien elaborada puede darle vida a cualquier plato. Esta puede añadir lujo, brillo o incluso una capa de complejidad y textura. ¡Es el elemento inicial Y el toque final!

En esta clase aprenderás lo siguiente:

  • ¿Por qué la salsa es la que manda?
  • Qué hace que una salsa sea buena
  • Qué productos básicos debes tener en tu despensa
  • Las mejores herramientas que necesitas para hacer salsas fáciles en casa
  • Varias técnicas y recetas para preparar 7 salsas superestrellas
  • Cómo ampliar las recetas y ganar creatividad en la cocina

Si quieres ser más inteligente a la hora de preparar salsas, para poder crear platos sin esfuerzo y con éxito, ¡esta clase es para ti! Espero que una vez que completes esta clase, te conviertas en chef de salsas con certificación. Vamos a empezar juntos. ¡Te veré en la clase!

Conoce a tu profesor(a)

Teacher Profile Image

Julie Yoon

Kitchen Coach

Profesor(a)

Hey there! I'm Julie, a trained chef who's passionate about helping home cooks gain confidence in the kitchen. I'm a kitchen coach on YouTube and now a teacher on Skillshare! I'm all about teaching real life skills when it comes to cooking, and helping you feel like a boss in your kitchen. There's always room to grow and new skills to discover, so let's get started on this journey together! Welcome to our "Yooniverse!"

 

~Julie


Let's stay connected!

WEBSITE | YOUTUBE | FACEBOOK | INSTAGRAM 

 

Ver perfil completo

Level: Beginner

Valoración de la clase

¿Se cumplieron las expectativas?
    ¡Superadas!
  • 0%
  • 0%
  • Un poco
  • 0%
  • No realmente
  • 0%

¿Por qué unirse a Skillshare?

Mira las galardonadas Skillshare Originals

Cada clase tiene lecciones cortas y proyectos prácticos

Tu membresía apoya a los profesores de Skillshare

Aprende desde cualquier lugar

Ve clases sobre la marcha con la aplicación de Skillshare. Progresa en línea o descarga las clases para verlas en el avión, el metro o donde sea que aprendas mejor.

Transcripciones

1. Introducción: ¿ Quieres intensificar tu juego de cocina? ¿ Estás buscando agregar un poco de emoción a tu rotación diaria de recetas? ¿ Quieres poder batir una comida fácil con confianza, sabiendo que sabrá bien? Entonces es hora de dominar algunas salsas. Hola, soy Julie, una cocinera entrenada y apasionada de ayudar a los cocineros principiantes a ganar confianza en la cocina. Soy blogger, entrenador de cocina en YouTube, y instructor aquí mismo en Skillshare. En esta clase, hablo de por qué salsas jefe. Después cubriremos diversas técnicas para hacer siete salsas superestrellas que ampliarán tus chuletas de cocina. Estas salsas son versátiles y fáciles de hacer. Una vez que sepas dominarlas, encontrarás innumerables formas de usarlas. Esta clase está orientada a principiantes, pero como chef entrenado, he recogido algunas cosas en el camino de las que hasta el cocinero casero avanzado puede beneficiarse con el fin de perfeccionar su intuición de cocina. Si quieres ser más inteligente en hacer salsas y crear platos que sean sin esfuerzo y exitosos. Esta clase es para ti. Mi esperanza es que una vez completes esta clase, seas un jefe de salsa certificado. Empecemos juntos. Te veré en clase. 2. Todo comienza con la salsa: Bienvenido a mi segunda clase donde vamos a seguir creciendo en nuestra intuición de cocina dominando las salsas. En mi clase anterior, mencioné que la salsa es jefe. En esta clase, vamos a profundizar en el aprendizaje de las técnicas y conceptos importantes para hacer salsas superestrellas. Creo que la mayoría de los platillos se pueden servir con la salsa. De hecho, así es como descubrí qué hacer para la cena en mi vida cotidiana. Cuando estoy husmeando por mi despensa, nevera y congelador, muchas veces pienso primero en la salsa y luego pienso en qué vetkoek quiero ponerla. Siempre que tu receta interior se arruine, empieza con la salsa. Una salsa bien elaborada puede juntar cualquier plato. Puede agregar un lujos, acidez brillante, complejidad, e incluso textura. Es el elemento de partida, y un toque final. ¿ Tu pollo resultó un poco soso o seco? Tira una salsa de sartén o vinagreta encima de ella. ¿ Tienes algunos vegetales sobrantes que están a punto de ir mal? Tíralos en una deliciosa salsa de freír revuelto. O como yo, ¿tienes un comedero quisquilloso? Aprende a hacer una salsa de queso cremosa, cualquier cosa estará bien con eso. ¿ Qué hace una buena salsa? Una buena salsa debe ser versátil y fácil de hacer. Debería poder usarlo de diversas maneras y en múltiples aplicaciones. No debe ser una maravilla de un solo golpe. Deberás poder ajustarlo fácilmente y hacer cambios y adiciones a ella para que se adapte a tus diferentes necesidades y preferencias. Idealmente, debería cubrir los cinco elementos gustativos, que he mencionado en mi clase anterior. Sé que este no es el caso para todas las salsas como algo así como un bechamel, que es bastante sencillo, pero creo que sí aplica para salsas como una salsa de sartén o una vinagreta. Deberás poder utilizar grapas básicas de despensa y técnicas fáciles para hacerlo. No debe causarte estrés. Hablaré más de mis grapas de despensa favoritas más tarde. Podrías estar pensando, bien, suena bien. ¿ Cómo empezamos? Empecemos con lo que me gusta pensar son las siete salsas esenciales. 3. Las 7 salsas esenciales: ¿ Cuáles son las salsas básicas? Como chef con formación clásica que es de lujo, “estudié cocina francesa”, nos enseñaron algo llamado las cinco salsas madre. Esos son bechamel, veloute, salsa tomat, salsa espagnole, y holandesa. Estas salsas son la base de casi todas las salsa tradicional francesa por lo que se consideran los puntos saltantes. Significa que si sabes hacer estos, entonces ojalá puedas hacer varias salsas de eso. Todavía se aplica a muchos chefs formados profesionalmente, chefs restaurantes y cocineros caseros por igual. Pero yo diría que en la cocina de hoy nuestros paladares han cambiado un poco así que siento que estas cinco salsas madre son importantes para aprender, pero podemos expandirlas sobre ellas. Por ejemplo, en lugar de un tomat de salsa, que se espesa con harina y mantequilla, voy a optar por ir por un pomodoro más ligero. En lugar de una salsa espagnole la cual se tiene que cocer a fuego lento en la estufa durante horas, voy a ir por un chimichurri ligero y brillante, que se puede hacer en cualquier día de la semana. Aquí te dejamos las siete salsas esenciales que creo que son relevantes para el cocinero casero de hoy, además de los ingredientes y herramientas clave que necesitamos para sacarlas. Una salsa de sartén aprovecha todos esos sabrosos pedacitos que quedan en el fondo de tu sartén después de dorar tu carne. Entonces todo lo que necesitas es un chorrito de vino, unas hierbas, y algunos otros pequeños elementos para hacer una salsa fantástica que puedes llover sobre la carne, así como verduras, papas, pasta y arroz. Un pomodoro es una versión de cocción rápida de una marinara. Se hierve a fuego lento con ingredientes sencillos con los que luego podrás tirar tu pasta o ponerte encima de pollo parmigiana. Incluso puedes ducterlo agregando anchoas y alcaparras para luego expandir realmente tu paladar. Aprender a hacer una vinagreta no solo es importante para hacer aderezos para ensaladas, sino que también se usa para saltear pollo, pescado y verduras. Si dominas esta técnica, puedes variar los aceites, vinagres, y condimentos para hacer decenas de aderezos. Entonces tu repertorio de recetas se ha expandido por eso. Un bechamel es un clásico y una salsa madre por una razón. Realmente no tiene un sabor propio, es solo una salsa blanca básica hecha con un carrete. Pero luego una vez que le agregues otros elementos, incluso puedes agregarle queso para que sea una salsa más bonita. Se convierte en la base de muchos platillos clásicos como el mac y la lasaña de queso. Es increíblemente versátil y sin embargo no necesitas ningún equipo especial para ello. Un chimichurri es una salsa herbácea brillante que va bien con todo. Realmente jazza cortes de carne como bistec y pollo, incluso pescado. Podrás tirar totalmente todos los ingredientes juntos rápidamente en un procesador de alimentos o licuadora para que sea una salsa súper fácil. Pero sólo me voy a centrar en una tabla de cortar y un cuchillo. Yo me quiero un buen revuelo freír. Yo quisiera decir que hay una salsa de freír universal, pero ese no es el caso. No obstante, sí tengo algunos consejos y técnicas para armar un buen revuelo freír en cualquier momento con casi cualquier ingrediente. Un buen adobo tiernará tu carne, bloqueará la jugosidad y creará emoción para tu comida. Tengo un par de buenos adobos en mente que tengo en nuestra página web que me encantaría compartir contigo, van desde barbacoa coreana hasta hierba de limón pero en lo que me gustaría enfocarme es en lo que curiosamente llamaría un make it una vez, usarlo dos veces adobo. Ahora que hemos introducido las salsas, vayamos de compras juntos por algo de salsa haciendo grapas de despensa. 4. Compra conmigo los productos básicos de la despensa: Vayamos a comprar algunas grapas para hacer salsas. Voy a estar señalando algunos de mis favoritos que suelo mantener abastecidos en mi despensa en todo momento para que pueda hacer salsa en cualquier momento que la necesite. Pero también voy a proporcionar una lista integral de todo lo que me gusta. Te lo dejaré en las descargas de clase, así que revisa los recursos de la clase y engancha eso. Vayamos a la tienda. La miel tiene tantos usos en la cocina, es increíble. De aplicaciones dulces a saladas. Se puede utilizar para aderezos, adobos, salsas y salsas. Tiene una dulzura natural así como una fragancia floral. Siempre lo tengo en stock en todo momento. La mermelada es mi joya cada vez que necesito un ingrediente inspirador. Tengo dos recetas en el blog donde uso mermelada como estrella cuando estoy batiendo un dulce rápido. Una de ellas son mis tartas de mano de momia frambuesa, y otra son mis famosas barras de mermelada. Es particularmente útil si tienes niños pequeños porque puedes ponerte tostadas lisas o PB y J, vamos, tiene tantos usos, pero es especialmente genial para hacer salsas e incluso esmaltes. Cada vez que digo jarabe de arce, pienso en nuestro hijo Lincoln, porque anda por ahí cantando jarabe de arce. Ni siquiera sé qué es eso, pero asegúrate de agarrar un jarabe de arce 100% puro. No las cosas que usas solo para panqueques, como el jarabe de panqueques. A pesar de que el jarabe de arce también se usa para panqueques, va mucho más allá de eso. Tiene un sabor profundo único y es realmente irremplazable. Si quieres un toque de sofisticación, agréguele un poco de jarabe de arce. Utilizo aceite de oliva virgen extra para la mayoría de mis aderezos, pero luego también lo uso para adobos. Es una buena salsa llovizna, un aceite de acabado, y tiene un sabor profundo robusto, así que asegúrate de agarrar un poco de aceite de oliva virgen extra de buena calidad porque eso te llevará lejos en tanto de tu cocina. Asegúrate de agarrarte un surtido de vinagres. Normalmente me gusta el vinagre de vino de arroz. Tiendo a agarrarlo más porque hago mucho estilo asiático de comida. Pero puedes tener un surtido de vinagre de sidra de manzana, balsámico, vino blanco, vino tinto, es interminable y cada vinagre tiene su propio sabor único. Algunos son más ligeros, algunos son más tangentes y sirven a sus diferentes propósitos. Si tienes un arsenal de grandes vinagres, puedes tener una diversidad en tu cocina. El ketchup y la mostaza no son solo condimentos, puedes usarlos para cocinar también, y definitivamente lo hago. Hasta tengo una receta en mi blog llamada hamburguesa salteada, donde la ketchup y la mostaza son la estrella para hacer la salsa. El ketchup agrega una dulce y sutil picadura a tu comida, así que a veces me pongo algunos ahí cuando no sé lo que le falta. Definitivamente no puedo vivir sin mostaza Dijon, siempre la tengo en stock. Se va dentro de adobos, salsas de sartén, y vinagretas. Normalmente me gusta sólo el Dijon llano, pero últimamente, he estado realmente disfrutando de mostaza molida de piedra también con las semillas enteras. El mayo es un must en la cocina. Sé que algunas personas se sienten raras al respecto, pero realmente es un salvavidas y un cambio de juego. Mantiene las carnes húmedas y también se bloquea en sabor. Ayuda a adherir las migas de pan a las cosas. Es un emulsionante. En realidad es mi ingrediente secreto a la hora de hacer queso a la parrilla. Si puedes encontrar un aioli también es una buena idea, es una salsa de mojar automática pero también puedes agregarle cosas y estirar. ¿ Al igual que a quién no le gusta un aioli de ajo? Agrega algo de sriracha, agrega algunas especias, hazlo un aioli chipotle. Piensa en un aioli como un primo de ajos más delgado de mayo. No puedo dejar de delirar por Mejor que Bouillon. Es casi como si estuviera patrocinado por ellos, pero no lo soy, pero tal vez debería serlo. Es tu ingrediente de rescate rápido. Si le falta algo a tu comida, lo mencioné en nuestro video anterior, agregando un poco de eso te va a hacer porque todo lo que tienes que hacer es añadirle eso a tus salsas, tus papas fritas, sopas, y tienes umami instantáneo sabor. Incluso lo agrego a mi carne molida cuando estoy haciendo tacos. Viene en diferentes sabores, pollo, ternera, incluso vegetal, y me gusta todo. Simplemente agrego un poquito de ella. Lo guardo en mi refrigerador en todo momento y puedes hacer una salsa de sartén rápida, y siempre que te falte un poco de sabor, agrega algo Mejor que Bouillon. La salsa de pescado es una bomba umami salada, y no sabe tan a pescado como crees. Sí, sí tiene un olor picante a pescado, fuerte, pero una vez que lo incorporas a otros ingredientes, da tanto sabor sin impartir tanto de su propio sabor al plato. Es el ingrediente secreto de muchos platos de coles de Bruselas en ciertos restaurantes, y es el ingrediente principal para Pad Thai y muchos ingredientes asiáticos, salsas, aderezos y adobos. Definitivamente se está volviendo más popular y corriente principal, y ahora veo cada vez más gente agarrándolo y manteniéndolo en su despensa porque realmente agrega que, “¿Qué es ese sabor a tu comida?” Probablemente tampoco podría vivir sin salsa de soja y hay diferentes versiones de la misma. Ahí está tamari, aminos de coco. La salsa de soja realmente agrega ese profundo sabor salado umami sin ser solo sal pura. Yo tiro salsa de soja en mi arroz frito, revuelvo las papas fritas, sopas, adobos, y aderezo. aceite de sésamo también agrega una riqueza y sabor umami. La mayoría de la gente lo usará con moderación. Me vuelvo loco con él. Normalmente lo agrego a aderezos para ensaladas. Agrega un pequeño indicio de salaridez. Es bueno en arroz, fideos, salmón, pollo, ternera. Probablemente realmente no pueda vivir sin aceite de sésamo. Salsa Worcestershire. ¿ Alguien realmente puede decir eso? Es tan importante, sobre todo cuando estás haciendo muchos platos salados, como la carne de res y el bistec. Le agrega una riqueza porque no tiene sólo un sabor de una sola nota. Casi tiene diferentes salsas combinadas en una sola. Tiene un poco de un tang de dulzura salada, pescado salado junto a ella. También es un ingrediente umami, y como mencioné en mi video anterior, es tan importante mantener los ingredientes umami en tu despensa. Me encanta mantener en mi despensa las mantequillas de cacahuete y otras nueces. Creo que agrega tanta cremosidad y riqueza, complejidad, y sabor. Hasta tengo un par de recetas rápidas de salsa de cacahuete en nuestro blog. Son tan fáciles de hacer. Por lo general, me gusta emparejarlo con unos cítricos como la lima y zap con un poco de sriracha y solo tienes una salsa sobre la parte superior. Hablemos de las salsas picantes. Me encanta cualquier tipo de salsa picante como me encanta el Frank, el Crystal, pero también siempre guardo sriracha a mano. Sriracha es uno de esos ingredientes que puedes agregarle, sobre todo si lo mezclas con mayonesa, se convierte en un sriracha aioli. Lo uso para coberturas de hamburguesas, sándwich para untar, y honestamente solo llovizna justo encima de los alimentos como otra capa de sabor. Sambal es realmente importante también. Es como sriracha, pero no tiene tantos otros sabores, en su mayoría es solo un chile, aceite y sal. Eso es lo que tiene de genial, es más puro. Si quieres agregarlo a los platillos, no imparte tanto sabor excepto por solo calor puro. Gochujang es un básico favorito coreano y lo utilicé en nuestra clase anterior para hacer una vinagreta de gochujang. Esa es otra receta de salsa para ti si te interesa. No sólo tiene calor, sino que también tiene un tinte de dulzura y salinidad, y como es como una pasta, es muy diversa, puedes tirarla a adobos y también convertirla en aderezos. Normalmente me gusta mantener en todo momento una variedad de tomates enlatados en la despensa. A veces están cortados en cubitos. En estos días me inclino más hacia los tomates San Marzano. Son tomates regordetes que solo son un poco más delgados y largos y más dulces y solo les tienen un sabor agradable. Si tienes San Marzano, puedes hacer infinitas recetas, salsas y sopas. La pasta de tomate es otro ingrediente umami que me gusta conservar. Honestamente, tiene muchos usos sorprendentes. No sólo lo uso para hacer salsas, veces solo lo meto con crema pesada y se convierte en esta hermosa salsa para pastas. Pero también lo uso para cosas como el curry, que es increíble. Es sabor a tomate concentrado en su mejor momento y es genial para conservarlo. mí me gusta comprarlo en un tubo y luego guardarlo en mi nevera, luego puedo chorrear un poco a la vez. No sé cuántas veces podría hablar de umami y la importancia de ello, pero las anchoas son otro ingrediente que me encanta tener a mano. A mí me gusta comprar las anchoas que están empacadas en aceite. Saca un poco de filete, lo pones en una sartén y se derrite. Literalmente sólo se desintegra. Entonces puedes hacer una hermosa salsa de sartén con ella también. Se puede tirar calabacín en ella y pasta, y no le tiene sabor a pescado. Es solo un sabor realmente profundo, terroso, hermoso. Podría ser una buena idea mantener a mano una variedad de existencias. Sé que hablé de Mejor que Bouillon, pero también es bueno tener sólo carne de res, pollo, y caldo de verduras a mano. Normalmente siempre al menos tengo caldo de pollo. Ayuda a conseguir los tipos bajos en sodio que puedes usarlo para una variedad de usos. Si necesitas agregar un poco de chapoteo para hacer una salsa de sartén, la baja en sodio te ayudará para que puedas controlar la cantidad de sal. Es bueno hacer sopa y salsas y desglasear la sartén. Hablando de desvidriar tu sartén, asegúrate de tener algo de vino tinto o blanco a la mano también. Cuando cocinas el alcohol, acabas de quedar con un sabor profundo, rico que realmente no puedes imitar con nada más. Voy a quemar algo de carne y la desglasearé con un vino blanco o tinto para quitarse los trozos marrones. Pero el vino tinto y blanco también es útil para tiernizar y para adobos. También he hecho filete de flanco con adobo de vino tinto antes, y resultó tan bueno. A mí no me importaba comprar nuez moscada entera, me limitaba a conseguir la nuez moscada molida, pero sí veo una diferencia. A veces es difícil de encontrar, a veces no necesitas ni para mí, compré una cosa y yo estaba como, “Oh, esto podría ser demasiado para mí”. Pero en realidad, termina siendo tan útil. Yo solo uso un rallador fino y solo lo rallo justo en mis salsas de crema. Si estás comiendo algo con crema espesa y pesada, salsas de crema, salsas de chile, nuez moscada realmente agrega una profundidad y una saborizante. Asegúrate de tener algo de mantequilla en tu nevera. Ese es el camino a seguir, quizá porque estoy entrenado en francés, pero siempre creo en la mantequilla. Es el inicio y el acabado de ciertas salsas y platillos. Es el inicio de un roux y el final de una salsa de sartén. Normalmente me gusta sin sal lo mejor porque entonces eso puede controlar la cantidad de sal que pongo en el plato. A mí me gusta agarrar un poco de leche o crema pesada y mantener eso en la nevera también. No suelo comprar ambos al mismo tiempo. Si sé que voy a hacer un bechamel, sólo compraré leche. Para hacer bechamel, usualmente uso cualquier tipo de leche, en cualquier lugar desde leche desnatada hasta leche entera. En estos días, solo consigo uno o 2% si sé que voy a hacer un bechamel. Siento que si tienes queso en tu nevera, estás bien para ir. Se puede abordar más o menos todo. Si tienes algo de queso que [inaudible] tú mismo, puedes añadirlo fácilmente a tu bechamel para hacer una salsa de queso fácil. El tipo de queso que normalmente me gusta guardar en mi nevera son parmesano, cheddar afilado, mozzarella, y Gruyere. Pero cuando necesito algunos ingredientes baratos, también me gusta usar queso Pecorino, Romano, y feta. Incluso tengo una receta en el blog donde hago una salsa de sartén rápida para espagueti y todo lo que hago es derretir un poco de queso feta en. Para aquellos de ustedes que están en Tiktok, saben que había ese queso feta viral y tomate horneado donde simplemente lo mezclan juntos en el horno, y se convierte en su propia salsa. También me aseguro de agarrar chalotes, jengibre, y ajo. Esos son mi trifecta. no compraba chalotes todo el tiempo, pero cada vez más me estoy dando cuenta de cuánto sabor imparte al plato desde vinagretas hasta salsas de sartén. Yo quisiera decir que los chalotes son un cruce entre el ajo y cebolla y tiene su propio poco afilado sabor distinto. El ajo solo agrega tanto sabor, y a veces incluso si todo lo que tienes es ajo y aceite de oliva, puedes hacer tantos platillos. El jengibre también es un ingrediente muy importante que entra en muchos adobos asiáticos, aderezos, y salsas porque agrega esta especia que no es demasiado picante, solo te patea y te calienta en la parte posterior de la garganta. Sé que a algunos de ustedes no les gusta comprar hierbas frescas y eso está bien. Yo diría que no compres todas las hierbas, todas a la vez, sólo apégate a una. Los que me gustan son el perejil, cilantro, porque antes que nada, puedes convertir eso en un chimichurri, sobre todo porque está empezando a envejecer y marchitarse. Pero por el sabor de las hierbas que realmente empacan un ponche, me gustan las cosas como el eneldo, tomillo, y la albahaca. Las hierbas agregan tanto sabor que ni siquiera tienes que hacer mucho, incluso solo agregar un toque de albahaca a la salsa de tomate cambia eso tanto. Agregar un poco de eneldo a un adobo lo lleva al siguiente nivel. Si automáticamente quieres que tu comida tenga un sabor excepcional, entonces no duermas sobre las hierbas, realmente agárralas pero no tienes que preocuparte por agarrarlas todas a la vez. Tan solo tómalo de uno a la vez. No puedo vivir sin limones y limas. Cuanto más cocino, más me doy cuenta de que solo necesito tenerlo todos los días. Agrega tanto sabor, tanto brillo. Puedes usar la ralladura y el jugo. Se tiñe, se adoba, e incluso puedes limpiar tu cocina con ellos. Me encanta agregarlos en aderezos de ensalada y solo rematar una salsa de sartén con ellos. Limones y limas siempre vienen al rescate por mí. Ahora que tenemos nuestros esenciales de despensa, repasemos nuestros suministros para que podamos empezar con nuestras salsas. 5. Suministros: Para ser un jefe de salsa, vas a necesitar los suministros adecuados. Voy a dejar algunas descargas en los recursos de clase que tiene algunas marcas y nombres específicos que personalmente me gustan para todas las herramientas que mencioné. Asegúrese de revisar eso. Con el chimichurri, lo vamos a estar usando. Voy a llamarlo el chimichurri de la tabla de picar. Asegúrate de tener un buen cuchillo de chef de ocho pulgadas y una buena tabla de cortar sólida que no roce alrededor, tenga surcos y agarres de silicio. Definitivamente necesitas conseguir una taza medidora de vidrio para ejecutar cualquier salsa. Necesitas asegurarte de tener las cantidades y ratios correctos, sobre todo cuando se trata de vinagretas. Entonces necesitarás tazas medidoras secas. Estos pasan a ser anidación y magnéticos, que me encantó. Vas a necesitar esto si vas a estar midiendo ingredientes secos como el azúcar, por ejemplo. Tienes que ser preciso y conseguir unas cucharas de medición. Esto una vez más, son mis favoritas. Son magnéticos y anidan también para desmoronarse, por lo que no están atrapados en un anillo. Están terminados duplicados para que puedan meterse en frascos de especias fácilmente. No adivine cuando comienzas a cocinar por primera vez, definitivamente necesitas un batidor y yo tengo dos para ti aquí mismo. Estos son mis favoritos. Tengo un batidor plano el cual me encanta porque eso realmente mezcla los elementos de aderezo juntos en una taza medidora muy fácilmente. Pero sobre todo si estás usando una sartén de hierro fundido, puedes meterte en los lados y bordes y raspar y puedes recoger todo ese magnífico sabor, los goteos de la sartén, puedes desesmaltarlo realmente fácilmente. Pero entonces también tengo un batidor de silicona. Porque tiendo a usar muchas sartenes antiadherentes, si estoy haciendo una salsa de sartén, no quiero raspar la codificación de mi sartén antiadherente, así que tengo un batidor de silicona. También lo uso cuando estoy mezclando en un tazón y quiero raspar todos los últimos pedacitos de él. Actúa como una espátula y un batidor al mismo tiempo. Te mostré esto en mi lista de herramientas de clase anterior que recomiendo, pero me encantan mis bolas de anidación de vidrio. Estos definitivamente vienen bien porque lo uso para [inaudible] midiendo mis especias y pequeños bobs de biberty. Pero también lo uso para batir mis salsas, para hacer aderezos de ensalada, para batir marinar, y luego realmente marinar la carne justo en el tazón también. Necesitas un fideicomisario realmente confiable, sartén grande o una sartén. Me encanta mi sartén antiadherente de 12 pulgadas. Este ha sido mi probado y verdadero. Es mi sartén de todos los días. Si no quieres usar antiadherente, al menos tienes que agarrarte una sartén de hierro fundido. Esta es de 12 pulgadas también porque me gusta tener una gran superficie, perfecta para salsas de penne porque doras tu carne dentro de ella y tiene una bonita corteza a ella. Puedes desglasearlo, y luego puedes usar tu batidor plano para realmente entrar ahí. No tienes que preocuparte de que se raye porque es de hierro fundido. Para la sartén antiadherente, sí me gusta usar el batidor de silicona. Estas son mis dos sartenes favoritas que uso más o menos exclusivamente y todo el tiempo. Esta espátula de silicona es mi herramienta de cocina favorita de todos los tiempos, uso todos los días. No sólo es bueno para mezclar y raspar en un tazón, sino también en una sartén. Entonces también, me gustaría una cuchara de madera para las mismas cosas. Ambas cosas no rayarán ninguna de tus sartenes. Deberían estar bien. Esta espátula de silicona es resistente al calor y no tiene grietas por lo que no hay costuras. El diseño sin costuras lo ayuda para que no tengas agua entre ahí. Las pinzas son mis segundas herramientas favoritas. Yo uso a estos tipos todo el tiempo. A mí me gustan los que están entrelazados y tienen ese pequeño botón pop-up para que, cuando quieras cerrarlos, no se vayan a arrancar todos. Me gustan estos porque son con punta de silicona y resistencia al calor. Entonces de nuevo, los uso mucho para mis sartenes antiadherentes. No lo van a raspar, pero siguen siendo muy robustos. No usas estos para hacer salsa, pero definitivamente tiras todo en tu salsa desde tus pastas hasta voltear tu pollo o tu bistec. Si tienes un niño como yo, entonces vas a estar haciendo muchas salsas de queso, así que definitivamente necesitas conseguir un buen rallador de cajas. ¿ Sabías que hay una diferencia entre el queso recién rallado de un bloque a diferencia del queso que ya está triturado. El queso pre triturado está codificado en un almidón de maíz. No se derrite como cremoso y tan suave. Te recomendaría rallar tu propio queso. Tienes que conseguirte una buena licuadora y procesador de alimentos confiable. Esto nos llevó un tiempo derrochar en esto, pero esta vitamix nos ha salvado la vida. Es tan grande porque hace que todo sea tan sedoso suave, incluso grandes trozos de cosas como cebollas si quieres mezclarlo para un adobo. Muchos adobos coreanos requieren mezclar cebollas y frutas, como manzanas o peras. Esto realmente hace el trabajo. Aunque no quieras sacar un gran procesador de alimentos, no quieres invertir en él, entonces al menos consigue al pequeñito. Tengo las dos. Yo lo tengo todo. Pero este pequeñito es tan útil para incluso como picar nueces como base de un pesto. Porque como con cualquier pesto, por lo general hay unos piñones, nueces. Puede mezclar queso, puede descomponer los tomates. Yo diría que vale la pena invertir en equipos como este, ya sea una licuadora o un procesador de alimentos o ambos dependiendo de sus necesidades. Si tiendes a hacer muchas salsas runnier, aderezos y adobos, entonces tal vez una licuadora sea lo suficientemente buena. Pero si tiendes a hacer salsas más gruesas, pestos, chimichurris, salsas, y hummus', iría por un procesador de alimentos. lo que me gusta invertir es un micro avión. En realidad solía decir que esta era mi herramienta favorita porque simplemente no puedo vivir sin ella. Un rallador fino, una escofina, es lo mismo. Normalmente uso esto no sólo para como rallar queso parmesano, otra vez para como salsa Alfredo o algo así, sino que le ralla jengibre, ajo en él, y ralladura de lima y limón. Esas son todas las cosas que uso cuando estoy haciendo aderezos y salsas de sartén y vinagretas. Otro de los favoritos que uso en muchos de nuestros videos es una prensa de cítricos. Este tiene tanto la lima como la capacidad de limón para que puedas apretar cualquiera de ellos aquí. Soy un enorme fan de los cítricos Siempre lo estoy usando tanto como puedo en todas mis vinagretas y adobos. Me verás usando mucho esto. De verdad digo que necesitas invertir en una de estas botellas con boquilla, porque si vas a hacer vinagretas, entonces necesitas arrojar en tu aceite lentamente. Para hacer eso, es más fácil ponerlo en una taza medidora con un caño y luego simplemente verter así. Una vez ya no tienes que medir y solo puedes mirarlo con ratios. Simplemente puedes verter directamente así y creará una corriente agradable, estable y lenta para que puedas emulsionar tus aderezos. Ahora que tenemos nuestras herramientas y suministros listos, empecemos a hacer algo de salsa. 6. 4 pasos para una salsa a la sartén: ¿ Por qué es importante aprender a hacer una salsa de sartén? Es porque es la forma más fácil, sabrosa y más rápida de completar tu comida. Saca el máximo provecho de la grasa renderizada y de los sabrosos trozos marrones que se juntan de abrasar tu carne. Supongo que se puede decir que esto es más como cuatro pasos a una salsa de sartén de lo que es una receta real, pero trataré de darte algunas cantidades reales. La mejor parte de hacer una salsa de pluma es que es completamente flexible. Ahora, voy a usar chuletas de cerdo porque eso es lo que tengo, pero tú puedes hacerlo con pollo y bistec también. Voy a calentar una sartén, sartén hierro fundido para que pueda conseguir un buen buey crujiente, tirar un poco de aceite vegetal, y luego me dieron unas chuletas de cerdo. Probablemente sólo voy a poner lo que quepa en esta sartén. Estoy pensando que podrían ser alrededor de tres, ya veremos. Tengo un poco de pimienta en ambos lados, solo estoy usando chuletas de hueso y cerdo. Quieres escuchar ese chisporroteo. Yo sólo voy a hacer tres, no quiero sobrecargar mi sartén. Si tienes más carne de la que cabe la sartén, solo hazla en lotes y no despejes tu sartén. Cuanta más carne hagas, más caramelización y más aficionada se formará en el fondo de tu sartén. El primer paso para hacer una salsa de sartén es condimentar tu carne con sal y pimienta. Necesitas tener esa sal y pimienta en esa carne para que desarrolle algo de sabor y la separa. Una de mis chuletas de cerdo se ve bonita y marrón, las otras no. Voy a rotarlas en la sartén. Depende de dónde esté sentado en la sartén. A veces algunos puntos son más calientes. Ve por un minuto más. Si uno de ellos es lo suficientemente marrón, podría simplemente quitármela de un lado. Eso hago a veces, si no cocinan uniformemente al mismo tiempo. Este es bonito y marrón, lo sé. Mira ese. El bronceado es igual a sabor. El único modo de saber realmente si tu carne está hecha es usar un termómetro digital, una lectura instantánea, y comprobar la temperatura interna. Tienes que dejarlo descansar. Se puede tender, en este punto, a mantenerlo caliente. Algo a tener en cuenta es que como descansa la carne, va a haber jugo que salga, a veces lo vuelvo a verter en la salsa de la sartén también. Paso 2, voy a bajar el calor. Si hay mucha grasa aquí dentro, quieres drenarlo todo, pero sobre el trabajo de una cucharada, no quieres que sea demasiado gordo. De igual forma, si probablemente no hay suficiente grasa, cual parece mi caso, puedes agregar un poco más. Sólo voy a añadir un poco de aceite de oliva sólo porque me gusta el sabor del mismo. Voy a encender un poco el calor porque se está calentando, sobre todo en una sartén de hierro fundido. Ver todos esos pedacitos marrones ahí dentro, voy a añadir en nuestros chalotes. Voy a añadir alrededor de un cuarto de taza de chalotes finamente cortados en cubitos. También puedes usar dientes de ajo si quieres, en su lugar, o podrías usar una combinación. Si de verdad quisieras, también podrías usar cebollas, pero me encanta el sabor profundo y salado de las chalotas. Ya que hay agua en los chalotes, realidad está liberando y desvidriando un poco algunos de los pedacitos marrones. Paso 3, desglasear con un poco de vino. Voy a añadir cerca de un cuarto de taza de vino blanco. Consigue ese facial. Puedes agregar más si quieres, así que estoy usando vino blanco, pero puedes usar vino tinto, sobre todo si quieres hacer una salsa de vino tinto profundo. Entonces voy a sumar alrededor de un cuarto de taza de acciones. Estoy usando el stock de pollo. Voy a reducir el calor, y voy a añadir en una ramita de tomillo, cualquier hierba que quieras; así vino, stock, y una ramita de hierba. Esa hierba realmente hace mucho. Si parece que está reduciendo demasiado, puede agregar más stock. También puedes agregar agua, que voy a agarrar. También ayuda a usar caldo de pollo reducido en sodio, o caldo de ternera, caldo de verduras, porque te ayuda a controlar la cantidad de sal ahí dentro. Ya que sólo tengo regular, voy a añadir un chapoteo de agua también. En este punto, no agregué ningún condimento. No agregué nada de sal y pimienta porque estoy confiando en los condimentos que ya están en el fondo de la sartén, así como en el stock. Si no quisieras usar vino, ¿te vendría bien algo más? Sí, puedes usar vinagre o incluso algo así como un poco de jugo de limón. Todo el punto del vino es agregar un poco de acidez y una profundidad de sabor. Si no querías usar chalotes, ajo, o cebollas, también puedes usar champiñones. En la etapa donde agregué las chalotas a la grasa, su lugar se pueden agregar champiñones en rodajas. Lo que estamos haciendo ahora es solo dejar que se reduzca un poco y se engrosen ligeramente. Variaciones de una salsa de sartén son en este punto, también podrías chorrear en un poco de mostaza Dijon porque creo que eso le agregará un bonito brillo y cremosidad también. También puedes agregar crema pesada, y luego eso la hará una salsa cremosa aterciopelada, lo cual sería bueno, sobre todo si tuvieras hongos aquí también, sé como una salsa de crema de champiñones. Cometí el error antes de condimentar con sal y pimienta antes de que se redujera completamente, y se puso demasiado salado, así que no estoy haciendo eso ahora mismo. Incluso podrías hacer tu salsa de sartén un poco más dulce agregando poco de azúcar moreno o un chorro de miel o jarabe de arce. Paso 4, voy a batir un poco de mantequilla. Esta es mantequilla sin sal, unas dos cucharadas, y la mantequilla siempre termina una salsa de sartén. Esto lo verás mucho en la cocina francesa. Hace que todo se empate juntos, vuelva aterciopelado, suave, tenga una buena sensación en la boca. Se puede ver que la textura cambia casi instantáneamente a casi como una salsa cremosa. Batir la mantequilla al final también es importante porque emulsiona y se ata en conjunto en lugar de simplemente derretirse y volverse grasoso, por lo que quieres hacer es al final. En ocasiones si quieres cocinar para la cena más grande, puedes arrancar primero la carne y mantenerla caliente, o recalentarla en el horno, y puedes hacer tu salsa de pluma a la minuto o último minuto, justo antes de servir. Entonces vamos a deshacernos de esa ramita, apáguala. Siento que esta es una buena consistencia para mí. Si quieres alegrarlo, puedes agregar un poco de ralladura de limón o jugo de limón. Eso es bastante bueno. Creo que no necesito nada. En realidad, podría necesitar un poco de sal. Te veré allá donde voy a jugar. Tengo mis chuletas de cerdo muy bien descansadas, y ves todo ese jugo. No quieres desperdiciar eso, ¿verdad? Empezaré enseguida, lo cual está bien por mí porque debería aflojar esta salsa de sartén de todos modos. Bondad. Agrega un poco de puré de papas, frijoles verdes blanqueados porque, ¿por qué no? A ver cómo eso lo cambia por completo. Agrega una ramita de tomillo, y creo que estoy listo para darle un sabor a esto. Normalmente me gusta platicar y servir cualquier cosa con una salsa de sartén con una cuña de limón porque siento que entonces puedes agregar un poco de chorro si quieres un poco más de ácido. Sólo por diversión, decidí agregar algunos champiñones salteados a la salsa de la sartén. No hice nada diferente excepto doblez en algunos champiñones salteados aquí. Yo también lo voy a probar con eso, sólo para mostrarte la versatilidad de una salsa de sartén. Yo cociné demasiado mi chuleta de cerdo, pero está bien. Por eso la salsa es jefe. Agregar una salsa de sartén agrega humedad de nuevo a las carnes demasiado cocidas, algunas papas. Honestamente ni me molesta que esté demasiado cocido porque la salsa salva el día. Es tan salado, mantecoso, ligeramente cremoso. Se pueden degustar los chalotes y el tomillo. ¿Sabes qué? Honestamente, servir con un poco de puré de papa o puré de papa no duele porque puedes agregar la salsa justo en la parte superior, todo funciona en conjunto. Intentando con un poco de chorrito de limón, porque ¿por qué no? El limón agrega un bonito pop, así que si quieres tirar eso al final, podrías hacer eso para refrescarlo y alegrarlo. Ponga un poco de hongo. No sé tú, pero me encantan las setas. Agrega otra profundidad y textura a la salsa. Está bien equilibrado. No es demasiado tarta, no es demasiado salada porque controlé mi condimento hasta el final. Si no tienes jugos de sartén solo revolviendo hasta el final, no te preocupes, siempre puedes adelgazar con un poco de agua o algo más de stock si te pone un poco grueso. De verdad no lo puedes arruinar. Esta sería definitivamente suficiente salsa de sartén para ir por 3-4 chuletas de cerdo. Siempre se puede hacer más si se quiere. El clave es asegurarte de que lo hagas un minuto o último minuto justo antes de servir. Eso son cuatro pasos para una salsa de sartén, y esa es una habilidad muy básica para aprender a la hora de hacer salsa. Así es como te conviertes en un jefe de salsa. Ahora, vamos a aprender a hacer otra grapa de sierra que sea muy versátil. Te veré en el próximo video donde vamos a aprender a hacer un Pomodoro fácil. 7. Cómo perfeccionar una pomodoro: Pomodoro es una salsa de tomate súper fácil, y solo usa ingredientes sencillos. De hecho, puedes agarrar la mayoría de estas cosas de la despensa. Pero por qué necesitamos aprender a hacerla es porque es casi como una base para mucha cocina italiana. Si comes muchas pastas, berenjena, o pollo parmesano, porque es solo una salsa de tomate simple, realmente puedes curarlo y agregar diferentes sabores, puedes hacerlo picante, agregar hierbas, puedes agregar crema a ella, las posibilidades son infinitas. Voy a aparecer los ingredientes en la pantalla a lo largo de esta demo, pero también puedes consultar los recursos de clase en nuestras descargas y obtendrás todas las recetas impresas con las medidas ahí. Todo lo que necesitamos son dos dientes de ajo. Esto es discutible. Si te gusta más ajo, ve por más, y solo lo vas a rebanar finamente. Algunas personas simplemente lo dejan entero y aplastado, les gusta simplemente aplastarlo con su cuchillo, y solo lo cocine a fuego lento en la salsa. Depende de ti. Eso es básicamente todo el picado que necesitamos hacer. Pasamos a los tomates. Vas a agarrar una lata de 20 onzas de tomates San Marzano. Ahora, hay marcas llamadas marcas San Marzano, por lo general son la etiqueta blanca con un poco de tomates lindos en la parte superior. En realidad no pude encontrarlo cuando estoy de compras de abarrotes. Pero por suerte, muchas marcas ahora tienen tomates San Marzano. Los tomates San Marzano son más o menos son más delgados, más largos , tomate ciruela, y tienen menos semillas. Se supone que es como lo que la gente dice el producto de los tomates. Quieres agarrarte una licuadora o un procesador de alimentos. Ahora, si no tienes uno, está bien. Simplemente puedes entrar en ella con las manos, un machacador de patatas, lo que quieras, hasta la parte posterior de una cuchara de madera. Vierte todo con el jugo, solo mézclalo. Cuán grueso quieras que sea depende de ti. Muchas salsas Pomodoro son simplemente completamente lisas y aterciopeladas. Voy a ir por eso. Pero si quieres trozos extra, quieres ser más hogareño, puedes aplastarlo a mano, o simplemente puedes dejar más trozos en él. La parte más fácil, ahora sólo vamos a ir a la estufa. Voy a usar una sartén salteada de cara alta. El motivo por el que estoy haciendo eso es porque sé que voy a convertir esto en una pasta Pomodoro después. Yo quiero suficiente espacio para que pueda tirar la pasta aquí. Nos vamos a ir con un cuarto de taza de aceite de oliva virgen extra. Hay una razón para todo este aceite de oliva. Equilibra la acidez de los tomates, también va a añadir una bonita riqueza a la salsa. Entonces vamos a sumar nuestros dos dientes de ajo en rodajas, y luego tengo una pizca de copos de pimiento rojo, no medidos, porque si tienes niños pequeños y no quieren calor, entonces no pongas esta parte. Cuando hice esto antes, sabiendo que Lincoln se lo comería, no agregué ninguno. Realmente podrías empezar a oler el ajo en el aceite de oliva virgen extra. Esto solo me está haciendo salivar. Se puede ver que no me voy a ir porque no quiero que se queme ese ajo porque no hay nada peor que un aceite con sabor quemado. Este ajo está difundiendo este aceite, por lo que se está convirtiendo en aceite de pimienta de ajo. Yo sólo quiero tirar algo de pasta aquí ahora mismo, y lanzarla con un poco de queso parmesano y llamarlo un día. Siempre vierte lejos de ti. Siempre puedes apagar el calor, verterlo y luego volverlo a encender también, para que no cree una erupción así. Ahora, sólo vamos a cocer esto a fuego lento, lo que significa que lo estás girando como medio bajo. Vamos a dejar que esto cocine a fuego lento unos cinco minutos. No le agregué ningún otro condimento, aún no lo vamos a salar. Han pasado unos cinco minutos, y está empezando a engrosarse, pero aún no es lo suficientemente gruesa. Nos vamos a ir tal vez unos 10 minutos más o menos, así que un total de cocer a fuego lento unos 15 minutos. Pero voy a añadir un poco de sal ahora mismo. Entonces sólo vas a tener que gustarte el gusto a medida que vas porque no hay medida. No quieres sobre salarlo, así que sólo voy a hacer un poco, y luego sólo vamos a probarlo al final y añadir más si necesitamos. Entonces te volveré a ver en 10 minutos. Soy un gran fan de ABM, siempre ser multitarea. Si sabes que vas a convertir esto en una pasta Pomodoro, que está en mi siguiente video, entonces querrías seguir adelante y hacerte un favor y conseguir una olla de agua hirviendo en la estufa. Eso es lo que hice. Lo tengo listo para ir para que para cuando mi salsa esté lista, entonces pueda multitarea y tener mi pasta lista para ir también. Se puede ver lo gruesa, aterciopelada, y deliciosa que se ve la salsa, y es tan simple, ¿verdad? En este punto, se quiere darle un sabor para asegurarse de que el condimento sea correcto. Eso es tan bueno. Sólo necesita un poco más de sal, pero el hombre, eso es robusto. Recuerda, puedes volver a condimentar tu salsa cuando la vas a calentar y usarla para diferentes aplicaciones, no tienes que ir demasiado pesado. Te consigues algo de albahaca fresca. Si lo vas a usar de inmediato, agarra un trozo, y tírala en tu salsa y dóblala. Pero si no lo vas a usar de inmediato, no quieres que la albahaca se vuelva toda magullada, y negra, y marchita. Esta salsa puede ser buena en el refrigerador hasta por cinco días. Es solo una salsa de tomate básica realmente buena con toneladas de sabor. Ahora que nuestra salsa Pomodoro está hecha, veré en el siguiente video, donde podemos armar algo de pasta Pomodoro para dos. 8. Pasta Pomodoro para dos: Pomodoro es literalmente italiano para el jitomate, así que sólo estamos maquillando pasta de tomate. En nuestro último video, hicimos una hermosa y deliciosa salsa Pomodoro que fue tan fácil de armar. Si bien estamos esperando que la salsa se cocine a fuego lento, sabía que iba a estar haciendo una pasta Pomodoro así que conseguí mi agua rápidamente en la estufa y luego la salé. Ese es el ingrediente clave porque tienes que asegurarte de que la pasta en sí sea agradable y sabrosa. Estoy usando Mezzi Rigatoni que es más o menos pasta tubular Rigatoni pero es más pequeña porque solo creo que es lindo. Creo que se aferra realmente bien a la salsa. Pero lo he hecho con Bucatini, los espaguetis realmente gruesos. Después puedes usar espaguetis regulares o cualquier pasta que quieras. Vamos a usar media libra o media caja. Yo sólo lo miré. Acabo de sacudir alrededor de la mitad de la caja porque sólo va a ser para Joe y para mí y esta es suficiente salsa para esta cantidad de pasta. Si quieres hacerlo para cuatro, tendrías que duplicar primero tu receta de salsa Pomodoro, que no es un gran negocio. Simplemente usas dos latas de tomates en lugar de una. Duplica tus ingredientes. Vamos a cocinar este tímido de al dente, lo que significa que vamos a hacerlo firme hasta el diente, pero más aún porque queremos terminar de cocinarlo en la salsa misma. La clave para hacer eso es guardar parte de tu agua de cocción de pasta con almidón. Ese va a ser el pegamento que se vierte en la salsa que se adhiere la pasta a la salsa. Busca las instrucciones de tu caja de cuánto tiempo cocinar tu pasta y luego hazla unos dos a tres minutos o menos que eso. Acabo de hacer trampa, y probé una de las pastas y vi que era muy firme hasta el diente pero aún lo suficientemente suave como para drenar. Voy a volver a encender el calor en mi salsa que solo necesitamos pero si lo has hecho con anticipación, solo recaliéntalo y eso está bien. Quieres hacer esto antes de escurrir tu pasta, ya sea en un colador o no, para que no te olvides. Vamos a reservar alrededor de un cuarto de taza del agua de pasta con almidón cocinando. A mí me gusta simplemente usar un skimmer y tirarlo justo dentro. Quieres que tu pasta esté poco cocida para que cuando siga cocinando en la salsa de pasta, tenga espacio para beber esa salsa de pasta, y no esté demasiado cocida y suave, como quieres esa textura. Un cuarto de taza de agua de pasta con almidón junto con dos cucharadas de mantequilla. Estoy usando sin sal para poder controlar la cantidad de sal. Pasta típica Pomodoro sí tiene estos elementos. Tiene mantequilla y queso. Voy a usar Parmesano y Pecorino Romano entonces vamos a sumar la mitad del Pecorino. Tengo un cuarto de copa en total, y luego la mitad del parmesano, nuevo, un cuarto de copa en total. Resulta casi ilegalmente. Escucha ese sonido. También voy a poner en mis hojas de albahaca ahora. Se puede hacer chiffonade, lo que significa a Julienne en tiras finas. Pero esta albahaca fresca que recibí de mi amiga, jardín de Audrey, son tan lindos agujero izquierdo así que sólo voy a hacer eso. Por cierto, enchufe para mi amiga Audrey. También es profesora en Skillshare. Se desea agregar cualquier hierba fresca más cerca hacia el final. salir de la escuela culinaria, conseguí un trabajo con un chef italiano y aprendí muchos trucos y consejos en el camino. Una de las cosas que valoré fue cocinar tu pasta justo en la salsa y además asegurarme de que tu pasta no esté excesivamente salsa. Simplemente lo vamos a rematar con un poco más de queso, los cuartos sobrantes de tazas de parmesano y cuarto de taza de pecorino, lo que sea que quede, así como un poco de albahaca fresca y servirla. Yo sólo voy a probarlo para asegurarme de que esté sazonada bien con suficiente sal. Eso es tan bueno. Puedes saborear como ese sabor a tomate. Un toque de la albahaca, la especia de los copos de pimiento rojo. Estoy tan emocionado de comer esto. En realidad estoy súper hambriento. Haz un poco del queso. Se puede usar eso en microplano y rallar ese queso justo en la parte superior también. En realidad, podría hacer eso. Sí. Deja que llueva. Pareja de manantiales de albahaca. Honestamente no solo quieres sumergirte en la derecha. Es tan sencillo y hermoso, sobre todo con el pop de la albahaca fresca y el topping de ese queso. Parece calidad de restaurante, pero lo has hecho en casa. Es aún más especial porque hiciste la salsa con amor y desde cero en lugar de solo sacarla del frasco. Hace un mundo de diferencia incluso la forma en que se aferra a la pasta. Está bien, no puedo esperar. Tan fresco, ligero, pero cremoso. Tiene una buena decadencia mientras está siendo ligera al mismo tiempo. Esto haría que una noche de cita se sienta especial. A tus hijos les encantará. Simplemente ajústate para el calor si vas a usar copos de pimiento rojo. Realmente no necesitas nada más con él, pero podrías agregar salchichas, bolas de carne, servirlo con ensalada o pan de ajo. Hablando de ensalada, te voy a enseñar cómo hacer una vinagreta casera. Te veré en el próximo video. En serio no puedo dejar de comerlo, es tan bueno. Yo también tengo tanta hambre. 9. Cómo dominar una vinagreta versátil: ¿ Por qué es tan importante saber hacer una vinagreta? Porque además de aderezar verduras, se puede usar una vinagreta para salsa de pollo, pescado, o incluso verduras. Si dominas la técnica de hacer una vinagreta, puedes variar los ingredientes que usas; el vinagre, el aceite, los condimentos, las hierbas, y luego puedes crear decenas de aderezos. Además, la vinagreta recién hecha generalmente puede durar en tu refrigerador en un recipiente no reactivo hasta por dos semanas, tirarla en un frasco de albañil y mantenerla ahí dentro. Recuerda la relación, una vinagreta suele ser de una parte de vinagre a tres partes de aceite. Pero también tengo que compartir con ustedes un buster de mitos. Hay algunas vinagretas que se benefician de tener diferentes ratios. Por ejemplo, si estás usando cítricos, encuentro que a veces necesitas hacer partes más iguales, y algunos aderezos realmente requieren usar más vinagre que aceite. En realidad puede beneficiarse de ese zing. De verdad depende de qué vinagreta estés haciendo, en qué vehículo te lo estás poniendo, y solo tienes que ir por gusto, razón por la cual hablo de cocinar con intuición en nuestra clase anterior. Si no sabes por dónde empezar, definitivamente ve por la proporción uno a tres, una parte de vinagre, aceite de tres partes. Pero la mejor manera de hacerlo, como me verás demostrando, es arrojar en tu aceite lentamente. De esa manera puedes tirarlo, probarlo. Si sientes que necesita más entonces agrega más. Notarás que muchas vinagretas piden aceite de oliva virgen extra como base y algo de vinagre o cítricos. Ahora no tengo todos los vinagres del mundo, pero sí tengo una buena colección. Para un vinagre blanco, esto pasa a ser un vinagre blanco balsámico o blanco de Módena y vinagre blanco generalmente va bien con cualquier tipo de verduras de hoja, incluso como rúcula, ensalada de mezcla de primavera, y luego tienes tu clásico vinagre balsámico. La vinagreta balsámica es súper popular y eso será bueno en cualquier resistente como la lechuga romaina. El vinagre de vino tinto es bueno para ese pop zingy. Piensa como muchas ensaladas griegas o italianas, cosas con pepinos, tomates, aceitunas feta. El vinagre de sidra de manzana tiene un poco de sabor afrutado, dulce, y picante. Piensa en ponerlo en ensaladas de verano que tengan mayonesa. El vinagre de arroz es mi vinagre definitivo. En realidad lo guardo justo junto a mi estufa en una de esas botellas. A mí me gusta que sea tan ligero y entre en muchos aderezos de estilo asiático. Opciones adicionales son algunos de tus vinagres más ligeros como el champán o jerez porque tienen un sabor a vinagre no tan fuerte. Otras opciones definitivamente incluyen cosas como los cítricos. Normalmente siempre guardo limones y limas en mi nevera todo el tiempo. El asunto de los cítricos es que puedes usar no solo el jugo sino también la ralladura. No olvides el emulsionante, que puede parecer mayonesa, mostaza, y miel. Esto es lo que combina el aceite y el vinagre juntos y al batirlo, lo más probable es que no se separe, al menos no tanto. Ahora mismo vamos a hacer una vinagreta clásica. Hay tantas variaciones de esto, pero voy a usar la relación uno a tres. Las vinagretas clásicas se basan en ajo o chalote. A mí me gusta usar shallot, hace una gran diferencia. Ya lo he dicho antes, pero siento que los chalotes son un poco como un cruce entre cebolla y ajo. Simplemente vas a picar finamente o a dados un chalote. Si quieres asegurarte de que los trozos sean realmente pequeños, solo puedes atravesarlo una vez más. A mí me gustaría añadir el cítrico o el vinagre, el ácido justo en la chalota porque en realidad lo suaviza un poco. He probado esto con vinagre de vino tinto y balsámico recientemente. Ambos son realmente buenos. hoy voy a ir por un blanco. Esto pasa a ser el vinagre balsámico blanco o vinagre de modena blanco. Necesitas una cucharada por esta cantidad. Esto parece muy particular porque estoy midiendo. Pero las mediciones no son difíciles de recordar. Vamos a usar media cucharadita de mayonesa. Podrías estar pensando, “¿Mayo?” Yo quería mantener esto agradable y ligero. Mira qué poco es esto. Mayo es un emulsionante natural, y además añade un poco de cremosidad, una profundidad. Tengo que sacudir esto. No me gusta que salga jugo de mostaza. Ya sabes de lo que estoy hablando. Necesitamos media cucharadita de mostaza Dijon. La mostaza de Dijon es mi ingrediente favorito de vinagreta. S&P, ya me conoces. Siempre llegas a sazonar con sal y pimienta, aunque tus otros ingredientes tengan sabor en ella. Necesitamos alrededor de 1/8 de cucharadita, así que solo lo voy a hacer un globo ocular. Sal kosher y luego un poco de pimienta negra alrededor de un 1/8 de cucharadita, globo ocular también. En este punto, estás prácticamente hecho con todos tus ingredientes de vinagreta excepto el aceite de oliva. Si quisieras agregar un poco de dulzura, podrías agregar un poco de chorrito de miel, eso siempre es bueno. Pero te voy a mostrar el clásico. Si fuera a usar algo como vinagre de vino tinto en lugar del blanco, definitivamente sugeriría agregar un poco de orégano seco también. Es tan bueno. aceite de oliva virgen extra hace un mundo de diferencia en cuanto a sabor. En realidad voy a medirlo, tres cucharadas. ¿Por qué tres cucharadas? Porque hicimos una cucharada de vinagre, 1, 2, 3. Lo estoy poniendo en esta taza medidora porque tiene un caño. Con una vinagreta, quieres arrojar en tu aceite de oliva último, y lo quieres arrojar lentamente. Ahora, hay recetas de tarro albañil donde ni siquiera tienes que quejarte con esto. Algunas personas simplemente ponen todos los ingredientes juntos dentro de un frasco albañil, lo agitan y lo llaman un día. De esto es de lo que hablo. Si por alguna razón sientes que tal vez sea demasiado aceite de oliva, en este punto, ponlo un poco, batirlo juntos, y probarlo. Entonces si sientes que es demasiado picante y demasiado afilado, agrega el resto de tu aceite de oliva. Esa es una salsa de aspecto feliz. Te puedes imaginar que esto sabe mejor ya que se sienta porque las chalotas se suavizan y también infunden la vinagreta misma. Si los emulsionantes no estuvieran aquí, se quedaría así de cremoso y soñador y armado. Empezaría a separarse justo ante tus ojos y casi se vería un poco grasoso. Entonces podrías estar pensando, esto no es mucha vinagreta y eso es intencional porque una buena vinagreta es picante y fuerte en sabor, no necesitas mucho. Yo sólo voy a agarrar un poco de rúcula. Cuando lo vistes, no quieres simplemente rociarlo con la vinagreta. Se quiere agarrar un poco y ponerlo a lo largo de los costados del tazón, así. Apenas un poco a la vez porque siempre se puede agregar más. Suavemente mezclarlo. Son los chalotes. No se necesita mucho para hacer un impacto. Es tan sencillo, tan delicioso, y tiene una gran profundidad de sabor. Siempre puedes ajustarlo agregando un toque de dulzura. Siento que no lo necesitas, sobre todo dependiendo de cómo lo vas a servir. Si vas a servir esto con, por ejemplo, una Croque Madame, entonces esto es perfecto como es. Asegúrate de estar atentos para mi video de Croque Madame donde verás volver a aparecer esta ensalada de rúcula. Pero por ahora, te veré en el siguiente video donde te mostraré otra variación de una vinagreta. Ya verás que las ratios serán ligeramente diferentes, pero voy a estar usando cítricos. Es mi famosa vinagreta de ajo limón sobre una ensalada de col rizada. Te veré ahí. 10. Ensalada de col rizada con vinagreta de limón y ajo: Espero que hayas disfrutado de mi último video donde te muestro una relación de vinagreta clásica. En este, me voy a quitar un poco el puño. Todavía vamos a ir con ello, pero no voy a ser demasiado delicadeza en cuanto a medir. Te mostraré que todavía saldrá bien. Voy a empezar con un diente de ajo, que la mayoría de mis vinagretas en realidad comienzan de esa manera. Simplemente lo voy a rallar en un rallador fino. Entonces en lugar de vinagre, voy a usar cítricos. Me encanta [inaudible] de limón en aderezos. Pero lo voy a rallar primero porque la mayor parte del sabor y la fragancia viene de la ralladura. Asegúrate de no conseguir la parte blanca. Huele tan bien, es como sacarme los calcetines. A mí me gusta sostener mi escofina boca abajo para que no vaya por todo el lugar. Está en un lugar controlado. Rodar, rodar, rodar, exprimir algo de ese jugo. Es un bonito limón jugoso. Ahora digo jugo de un limón, todo es relativo. Todos los limones son de diferentes tamaños. Algunas no son tan jugosas como otras, así que usa tu discreción, y sientes que necesitas agregar más limón, más de un limón, puedes. Normalmente encuentro que un limón está bien. Déjame conseguir mi confiada mostaza Dijon. A diferencia del otro aderezo, estoy usando una friolera una cucharada porque voy a agregar también miel que va a equilibrar toda esa agudeza. Una cucharada también. A veces cuando me siento más dulce, agrego más. También puedes hacer variaciones con jarabe de arce o simplemente azúcar. Yo he hecho este aderezo con Agave y es realmente bueno también. No te olvides de tu S y P. Eyeball it. Ahora en mi receta, a veces agrego esto y a veces no. Hoy, me siento un poco picante, así que vamos a añadir unos copos de pimiento rojo triturados. Ahora necesitamos nuestro aceite de oliva, virgen extra. Vamos a ir por un cuarto de taza. Definitivamente he hecho este aderezo donde acabo de sacudirlo en un frasco de albañil y aún así funciona bien. Me acabo de dar cuenta de que te estoy enseñando a hacer dos vinagretas de aspecto amarillento diferentes. Ahora con este aderezo, esta vinagreta, a veces tengo que volver a batirla, pero está bien. De verdad creo que es como las ratios de todo en el jugo de limón. Siempre debes probarlo y ajustar tus condimentos, así que podría hacer eso. Eso es bueno. Ahora voy a agarrar mi col rizada. Esto está lavado, solo le voy a dar una chuleta. Me encanta usar col rizada, pero la razón por la que me gusta esta col rizada es porque me gusta darle un masaje, así que va a ser una ensalada de col rizada masajeada. Ustedes chicos, yo hago esta ensalada todo el día vivo, todo el tiempo. Pregúntale a cualquiera de mis amigos. Si hay un potluck, es como, Julia, ¿vas a traer tu ensalada de col rizada? No estoy haciendo la receta completa en este momento, ni siquiera estoy haciendo mediciones precisas para la parte de la ensalada, solo estoy haciendo un poco solo para demostrar. Sí ayuda si tu col rizada está más seca que la mía. Por lo general, lo corro a través de un spinner de ensaladas, eso ayudará al aderezo a adherirse mejor. Me limpiaré las manos. Este es un método que siempre hago. Simplemente agarro un poco del aceite de oliva virgen extra que hay en el aderezo, agrego un poco de glug, y luego un poco de sal. La sal extrae la humedad y descompone las cosas. Vamos a ir con las manos limpias, darle un masaje. Todo lo que haces es simplemente aplastarlo y exprimirlo. Verás que esta col rizada rugosa se vuelve todo suave y melty. A veces con recetas, es la salsa, sí. Pero también es técnica. No puedes depender sólo de la salsa todo el tiempo para salvar el día. Tienes que conocer tu técnica también. Se puede ver que la col rizada se ha vuelto verde oscuro. Es más vibrante, se ve más atractivo. Es casi una textura de lechuga de mantequilla ahora. Es súper suave, no lo creerías. Voy a agarrar unos tomates frescos de granja de mi amiga, el jardín de Audrey. Ella es mi amiga granjero legal. Estos son los tomates más increíbles de la historia. Esto es tan gracioso. Esta es como mi versión más rápida de ensalada de col rizada. Se puede hacer todo tipo de cosas. He hecho huevos duros, garbanzos, cebollas rojas, pepinos. Se puede ver que está emulsionada pero empezando a desmoronarse. Eso es más runso que la otra vinagreta que te mostré. Personalmente me encantan las vinagretas con un toque de miel, un poco de dulzura. Voy a vestirlo similar a la forma en que visto la rúcula, alrededor del tazón. La col rizada es tan abundante que realmente puede tomar una buena cantidad de aderezo. Después el toque final del queso parmesano. Normalmente también agrego crutones de ajo. Puedo dejar la receta completa para ti en nuestras descargas de clase. Consulta la pestaña de recursos y verás nuestro PDF. Sólo estoy usando un pelador de verduras en queso parmesano. Me encanta la ensalada porque es a veces puede convertirse en una comida principal, solo le agregas una proteína. A mí me gusta comer un bocado con todo con el queso parmesano también. Los crutones crujientes definitivamente serían beneficiosos. Ese limón realmente brilla a través así como el ajo. Es uno de esos sabores complejos que sigue creciendo a medida que lo masticas. El fresco de la ensalada de col rizada es que puede tomar el aderezo y sentarse, por lo que en realidad puedes hacer esto antes de tiempo. Pero sí aguanta bastante bien. Ese masaje de col rizada es tan blanda mantecosa. Este es el mejor aderezo para complementarlo. Me encanta este aderezo. Lo uso todo el tiempo. Variaciones de ella a veces es por diversión, en lugar de la sal, agrego un chorrito de salsa de soja. Además del aceite de oliva, también agrego un chorrito de aceite de sésamo. Este aderezo sería genial en algo así como un trozo de pollo. Si tu pollo resultó seco, querías un poco de brillo, esta vinagreta tiende a ser una multitudinaria placentera, pero estoy compartiendo contigo todos mis secretos. Ahora que sabemos hacer estas vinagretas, necesitamos algo para comer junto a nuestras ensaladas brillantes y zesty. Te veré en el siguiente video donde te mostraré cómo hacer un bechamel. 11. Bechamel básica (¡y una salsa de queso también!): Un bechamel es una salsa blanca espesa que se aferra a la comida como una buena salsa debería. Es una salsa madre por una razón porque es la base para muchas salsas diferentes. Esto va a hacer mucho bechamel. Se van a hacer cuatro copas. Pero lo estoy haciendo a propósito porque quiero dividirlo. Si vas a hacer una salsa de pasta entonces quieres que el bechamel sea un poco más runso. Si vas a hacer algo así como una madame croque que que es lo que te voy a mostrar en el siguiente video, entonces quieres que tu bechamel sea un poco más grueso, lo que significa que puedes ajustar la cantidad de leche que estás usando. Empiezo con un palo entero de mantequilla, que es media taza, sin sal, para que puedas controlar la cantidad de sal. Otra salsa madre que es similar a bechamel es un veloute. Estás usando algunas acciones, como el stock de pollo, el stock de verduras con la leche. No estás haciendo sólo leche. Una vez que le agregas queso a un bechamel, entonces se convierte en una salsa mornay. Se puede ver cómo hay muchas variaciones que vienen con una salsa madre. El manteca está a punto de derretir así que voy a añadir mi media taza de harina. ¿ Se puede cortar esta receta? Seguro. ¿Por qué no? Puedes dividirlo por la mitad si quieres. Lo que estamos haciendo aquí mismo es hacer un roux. Un roux es cuando se cocina partes iguales, generalmente partes iguales, mantequilla y harina hasta que se vuelve como un poco de pasta. Quieres un poco de color en él, pero no demasiado porque de lo contrario no se convertirá en una salsa blanca. El único momento en que quieres que tenga algún color es que vas a hacer un roux para una base de como una salsa o gumbo donde el color está destinado a estar ahí. Ahora, otro paso que tal vez quieras hacer, que no tienes que hacer es meter tus cuatro tazas de leche en el microondas. No para que pudiera estar hirviendo, sino por lo que podría estar ligeramente calentado, ligeramente caliente. No quieres que esté burbujeando o hirviendo por ningún medio. No tienes que hacer eso. Se puede hacer totalmente este bechamel sin hacer eso. Si no te gusta el microondas, también puedes calentarlo en una olla separada a un costado. Básicamente, solo me estoy quitando el escalofrío de la leche. Simplemente debe estar caliente al tacto, no burbujeando ni hirviendo. Voy a poner cuatro tazas de leche. ¿ Qué tipo de leche pides? Puede ser cualquiera. He hecho bechamels con leche descremada, leche entera. La leche entera obviamente sería más cremosa. Entonces este, estoy usando dos por ciento porque solo pensé, ¿por qué no hacer un medio feliz? Quieres ir despacio, no quieres volcar tu leche de una vez porque no tendrás una buena textura a tu salsa. Por qué yo un poco caliente es para que no sputter y salpicaduras por todas partes y hay una mejor posibilidad de que tu bechamel no sea granulado. Ya se puede ver lo aterciopelado que se está volviendo. No quieres grumos, no quieres granulado, y no quieres que tu bechamel se separa. El último bit, voy a subir el calor a cerca de una media alta para que pueda ponerse en marcha. Sí queremos que esta leche reduzca y espese. Dependiendo de la cantidad de leche que estés usando y de la anchura de tu olla, eso determinará cuánto tiempo tardará en espesar. Si estuvieras usando una cacerola más alta, podría tardar unos 15 minutos. El mío podría tomar un poco menos. La consistencia y lo grueso que quieras depende de ti y de cómo quieras usarla. ¿ Cómo se almacena bechamel? Puedes mantenerlo cubierto y podrías poner un trozo de envoltura de Saran encima para que no se formara la piel. Pero no es gran cosa si la piel se forma de todos modos porque cuando vas a recalentarla, simplemente la mezcla. Entonces cuando lo recalientes, solo quieres ponerle un poco de leche para aflojarla y hacerlo a fuego lento. Una buena manera de decir si un bechamel es lo suficientemente grueso es si solo consigues un dorso de una cuchara de madera, espátula de goma, y sí crea una línea. Si tu bechamel accidentalmente se vuelve demasiado espesa, siempre puedes adelgazar agregando un poco más de leche. Una salsa bechamel básica tiene un condimento muy sencillo. Normalmente es solo sal, pimienta y nuez moscada. No quiero meter demasiado, está bien si es un poco soso porque siempre puedes sazonarlo más cuando lo estás usando para otras aplicaciones. Algo de pimienta. A algunos puristas les gusta usar pimienta blanca porque es una salsa blanca. Creo que eso es suficiente para mí. Voy a apagarlo. Para mí, probablemente sólo tardó unos probablemente siete minutos en reducir a la consistencia que yo quería. Tengo un poco de nuez moscada entera, solo un poco de raspado. Cuando no lo agregas, definitivamente le falta, le da una profundidad, una saladeza, y un poco de tipo interesante, ¿qué es ese tipo de sabor sabor? Yo engrosé mucho esto. Si lo puedes ver, la consistencia es muy gruesa. Ahora para mí, esto es bueno porque lo voy a usar para un croque monsieur el cual quiero que sea grueso. Lo que les voy a mostrar es un paso más. Te voy a enseñar cómo convertirlo en salsa de queso. Dejaré cerca de la mitad para croque monsieurs para el próximo video. Así que asegúrate de ver eso. Pero también estoy entonces un verter algunos aquí porque dije que sí me gustan las salsas para estar en el lado más delgado. En realidad podría adelgazar con un chorrito de leche también, tan grueso y delicioso. Además, notarás que cuando se queda en la nevera, se vuelve seriamente espesa como la consistencia del puré de papas casi o algún tipo de puré. Ahora, a propósito no voy a estar dándote medidas para esto porque es solo por sentir y globo ocular y es completamente flexible. Yo sólo voy a calentarlo sólo porque necesito añadir un poco de chorrito de leche para adelgazar. Ver que volvió a su consistencia runnier. Entonces sólo voy a apagarlo el calor. Siempre que añadas queso, sí quieres asegurarte de que esté fuera del fuego. También ayuda a triturar el queso tú mismo, lo cual hice. Tengo un poco de queso cheddar afilado, va a añadir eso en. Para aproximadamente una taza de bechamel, puedes apuntar a cualquier lugar entre media taza a una taza dependiendo de qué tan cursi quieras. También he visto a algunas personas agregar un toque de cúrcuma si quieren ese color amarillo anaranjado realmente bonito, por lo que se parece más a una salsa de queso procesada. Entonces me gusta agregar una cucharada o así de queso parmesano recién rallado porque siento que el parmesano agrega ese sabor afilado, esa profundidad. En esta salsa de queso, ya tiene la sal, la pimienta y la nuez moscada, pero probablemente tendrás que probarla para asegurarte de que esté sazonada bien y sea de tu agrado. Eso es bastante bueno. Otra cosa que puedes hacerle a una salsa de queso es agregar un toque de salsa picante o algo de mostaza. Tengo un poco de papa horneada o una papa grande. Yo sólo lo voy a pelusas. Voy a tomar un poco de brócoli que blanqueé. A mí me gusta correr por el costado. Dos en uno, pensaste que ibas a aprender un bechamel, pero tienes un bechamel y una salsa de queso mornay. ¿ Se puede lanzar algo de pasta en esta salsa de queso? Absolutamente. Será como una bonita estufa de macarrones. Acabo de tener un momento de ratatouille. Mis padres solían llevarnos a buffets cuando éramos más jóvenes, como Ponderosa, ¿alguien sabe qué es eso? Este es el tipo de cosas que tendrían ahí. Yo ya comí el almuerzo también. ¿ Por qué estoy comiendo esto ahora mismo? Hace tanto tiempo que no he hecho una papa al horno con brócoli y salsa de queso. Esto es realmente bueno. Pon eso a un lado. Guardaré esto y lo pondré en un refrigerador porque no hay desperdicio en esta cocina. Voy a seguir adelante en el siguiente video. Te veré ahí donde vamos a hacer una madame croque. 12. Croque-Madame: Cómo utilizar la bechamel sobrante: ¿ Qué haces con tus sobras béchamel? Seguramente te quedarán algunas sobras. Normalmente lo hago, sobre todo con la cantidad que te dije que hicieras, pero puedes convertirlo totalmente en un croque monsieur o en un croque madame. La única diferencia entre los dos es que uno tiene un huevo frito encima. hoy vamos a ir por el huevo frito. Vamos a hacer una madame croque. Creo que esta es una forma increíble de usar sobrantes béchamel si estás cansado de tirarlo encima de la pasta. Tenemos nuestras sobras de béchamel. Recuerda que usé la mitad para hacer una salsa de queso. Ve a ver ese video si no lo has hecho. Se vuelve como un ondulado jiggly ya que se sienta y se enfría, y coagula. Se volverá más así cuando esté en la nevera. Voy a añadir un chorro de Dijon porque el clásico croque madame y monsieurs tienen un toque de Dijon, esto le agregará ese bonito poco agradable ting. De verdad depende de cuánta salsa tengas para ver cuánto Dijon necesitas incorporar a ella. Esto ni siquiera lo sé, solo lo miré, porque con croque monsieurs y madames es la mejor parte es que realmente no tienes que tener ninguna medida. Eso vamos a incorporar en, y una vez más, un bechamel ya está sazonado con un poco de sal y pimienta, y no [inaudible]. Si quieres, siempre puedes probarlo y añadir un poco más de sal si es sosa. Las madames clásicas croque tienen queso Gruyere, y eso le tiene un agradable sabor picante, fuerte. Normalmente uso eso, pero hoy, voy a usar mozzarella, que es un poco más blanda. Sazoné a mi salsa un poco más duro. Te dan cuatro rebanadas de pan, y me gusta el pan fino. No quiero que sea demasiado grueso porque es como un concepto de tostadas francesas. Quieres que se empape poco a poco algo de esa salsa bechamel. Tengo algunas rebanadas delgadas de pan de masa madre. Puedes usar lo que quieras, pan blanco, pan rústico campestre, lo que sea que flota tu barco, vas a poner la mancha de béchamel en cada rebanada, y quieres ser generoso con ella. Ya he hecho esto antes donde estaba siendo un poco tacaño. Estaba bien. No fue genial. Eso es una locura. Yo no lo he medido, acabo de cortar mi receta por la mitad, pero termina siendo bastante perfecta para este tamaño de pan. Pero esta será la cena para Joe y para mí esta noche. Quieres asegurarte de llegar todo el camino hasta los bordes. Quieres asegurarte de que tu salsa esté del lado más grueso si vas a hacer un croque monsieur o una madame croque. Acabo de forrar una bandeja para hornear con papel pergamino, para que si caso se pone el botín ahí, no tendré problema con que se pegue en mi sartén o se queme. Tengo un poco de miel jamón fino deli en rodajas. Simplemente puedes usar lo que quieras. Puedes usar como jamón de bosque negro. Solo lo estoy tirando por todas partes. Para mí, son cuatro finas rebanadas de jamón de deli. Quieres ser un poco generoso, como cada bocado debe tener cada trozo de sabor dentro, el bechamel, el jamón, todo. Ahora, necesitas el pegamento para pegar la parte superior aquí, porque no lo vamos a dar la vuelta. No, no, esto va a ser la cima. Vamos a agarrar nuestro queso típicamente Gruyere, pero ahora mismo tengo queso mozzarella recién rallado. Entonces, voy a usar el parmesano, y aunque fueras a usar el queso Gruyere que ya tiene ese sabor funky, salado, terroso todavía quieres agregar un poco de parmesano. Voy a ir un poco más pesado con el parmesano, sólo porque la mozzarella no tiene mucho sabor por sí sola. Entonces, vamos a plop la parte superior, otra vez, y no volteamos, pero así. El queso que va a ayudar a pegarlo juntos, así que no te preocupes por eso. Sí, si quisieras hacer esto por cuatro, probablemente podrías caber cuatro en una cacerola a la vez. Si quisieras hacerlo por un brunch encantador, eso será genial porque, como yo, en realidad voy a servir esto con una ensalada de guarnición con nuestra vinagreta casera. Me encantan las cosas así, cuando es cremoso y ansioso, y el lujoso partido con algo afilado, y vinegario, y brillante. Entonces vamos a poner al parmesano encima. Nuevamente, no hay mediciones, así que no te vayas súper [inaudible]. ¿ Se pueden hacer variaciones de esto? Seguro. Siempre puedes agregar algunas hierbas frescas picadas. Probablemente voy a rematarlo con unas cebollas verdes encima porque me encanta ese picante con él. El horno me cantó, mi horno me canta, y me dijo que estaba precalentado a 425. Vamos a reventarlo, y luego una vez que el queso se derrita y se ponga un poco pegajoso, entonces lo vamos a cambiar a asar. Nos vamos a ir unos 5-6 minutos. Algo a tener en cuenta, es que si tu bechamel está frío, definitivamente puedes ponerte esto en frío también, pero entonces quizá quieras compensarlo y ponerlo solo por un poco más de tiempo para que se caliente. Al horno, vamos. Asegúrate de saludar adiós. Si bien tengo unos minutos de sobra, acabo de agarrar unas rúcula y unos tomates cherry que mi amiga me regaló de su jardín, y voy a simplemente echar en nuestra vinagreta clásica que hicimos, ¿recuerdas? Yo sólo voy a añadir un poco, vestir la ensalada. Me encanta que la rúcula no necesita mucho para nada. Sería perfecto incluso solo con un poco de jugo de limón y aceite de oliva. Eso está listo para ir de lado. Es cierto que probablemente me pasé un poco por la borda con la salsa Gruyere. Acabo de tener tanto sobras. Yo estaba como, “Sí, déjame ponerme todo ahí”. Pero esto son chicos bastante asombrosos. Mira eso, este es un chico fuerte. Mira esa parte superior ampollada, que viene de la asada, y está todo pegajoso , y cursi, y decadente. Consíguete unos huevos fritos. Hago esto mientras está en el horno, o mientras está asando, cualquiera que sea. A mí me gusta agradable y moquea porque la yema de huevo se convierte en parte de la salsa. Definitivamente, no tienes que hacer esto, acabo de casualidad que tengo tomillo fresco en la nevera. Para mí personalmente, me gusta un poco de byte de cebollas verdes, así que voy a añadir un poco. Un día, debería idear unos ojos coreanos como una versión de fusión coreana de esto, y agregar algunos kimchi salteados dentro. ¿Qué opinas? Ustedes chicos, si están disfrutando de esta clase hasta ahora, recuerden dejar un comentario, un buen comentario, publicar un proyecto, y también pueden seguirme para que puedan mantenerse conectados cada vez que publiquemos una nueva clase. Está bien. Esa es nuestra cena para esta noche, pero voy a hacer trampa, y tener un poco de sabor ahora mismo porque no puedo esperar. Tenía que cortar justo en mi huevo porque tienes que conseguir ese yugo. Definitivamente, agrega que Dijon y ese poquito de cebolla verde ayuda mucho a hacerlo. Joe va a estar feliz para la cena de esta noche. Esto tiene tantos sabores complejos, no solo cremosos. Queremos subirlo una muesca, tomar algo de esa rúcula pimienta con la vinagreta en un solo tiro a eso. Simplemente pon la ensalada justo encima. Es tan bueno. Si este es demasiado sándwich para que lo manejes, solo disfruta de la mitad porque un poco va mucho camino, pero no te pierdas una ensalada con ella porque eso realmente hace una gran diferencia. Es lujoso, pero complejo y de sabor, tiene muchas capas desde el jamón de miel, hasta el Dijon, hasta la cremosidad, hasta los diferentes tipos de quesos. Ahí tiene una salazón dulce, salada, y no te arrepentirás. Aprende a hacer un béchamel y haz tu croque madame hoy. Esto es mucha decadencia y riqueza, así que aligeremos las cosas con un chimichurri verde brillante. Te veré en el próximo video. 13. Chimichurri a la tabla de cortar con bistec: chimichurri forma parte de la familia salsa verde y es una salsa herbácea brillante que siempre está lista para salir. Puedes guardarlo en tu refrigerador y ponerlo en todo. Yo diría que es como el primo del pesto, porque están hechos de manera muy similar, y puedes usar cualquier hierba que te haya dejado en tu nevera. De hecho, en realidad estoy consumiendo algunas hierbas sobrantes que tengo aquí. Tengo medio manojo de perejil y medio manojo de cilantro. Ahora, típicamente, Chimichurri es una salsa argentina elaborada con perejil y orégano fresco. Pero no suelo tener orégano tirado por ahí, pero siempre tengo cilantro. Esta receta pide medio perejil y cilantro. Si lo deseas, puedes sustituir por solo tener una taza llena de perejil y unas dos cucharadas de orégano fresco, eso te daría ese sabor más auténtico chimichurri argentino. Voy a servir mi chimichurri sobre un filete a la parrilla. Ya hice eso y está descansando aquí ahora mismo. Todo lo que hice fue solo conseguir una sartén a la parrilla y sazonar mi filete de flanco con sal y pimienta por ambos lados. Asegúrate de que tu filete de flanco esté a temperatura ambiente, y ponlo a fuego medio-alto durante unos seis minutos por lado, o si la temperatura interna llega a 135 Fahrenheit, lo dejas descansar y eso es lo que estoy haciendo. Todavía está caliente, está descansando para que los jugos puedan redistribuirse y vamos a hacer rápidamente nuestro chimichurri. Ahora, típicamente con el chimichurri, puedes simplemente arrojar todo a un procesador de alimentos , golpearlo y llamarlo un día. El curso de los gradientes, o lo suaves que son, depende de tu preferencia. Normalmente me gusta mi chimichurri un poco más curso, así que diría que esto es más como mi chimichurri tabla de cortar, pero si no quieres picar todo el día, solo puedes tirarlo a un procesador de alimentos y hacer exactamente lo que estoy haciendo. Tengo dos dientes de ajo con el ajo en el chalote. A mí sí me gusta picarlo bastante pequeño. Ahora tengo una chalota. Si tienes un chalote grande, como a veces vienen en un par de piezas, solo usa como la mitad. Shallot agrega una profundidad de sabor realmente agradable. Es difícil de explicar. Creo que agregar la chalota hace que sólo tenga un sabor realmente único y salado. El asunto de esta receta también es que es muy indulgente. Tengo algunas mediciones fuera para ti, que te dejaré también en los recursos de clase. Pero realmente se puede simplemente globo ocular y pasar por sentir. A veces me gusta agregar vinagre o el ácido justo encima de mis materias primas como el ajo crudo y el chalote, porque siento que solo lo suaviza un poco, lo hace un poco menos picante y picante. Hablando de picante y picante, ese chalote me hacía llorar. Vamos a agarrar un poco de vinagre de vino tinto, y eso es muy típico de hacer chimichurri. Pero siempre puedes cambiarlo y usar cualquier tipo de vinagre que quieras, incluso podrías usar cítricos. Voy a ir por unas 2-3 cucharadas. Ya sé que me gusta mi chimichurri un poco más picante, así que probablemente voy a añadir unas tres cucharadas. Simplemente deja que estos tipos pasen el rato junto a la piscina. Entonces así es como realmente guardo mis hierbas en la vida real. Yo sólo los llevo a casa, los lavo, los seco en un spinner de ensaladas y luego sólo los envuelvo en una toalla de papel. Lo que tengo es medio manojo de cilantro y medio manojo de perejil. Con el cilantro, puedes usar los tallos si quieres, son bastante tiernos. Voy a simplemente probablemente ir por la mayoría de las hojas. Como dije, usualmente tengo cilantro en la casa. Huele tan bien sin embargo. Si no tuvieras cilantro, no querías usar orégano, ¿podrías usar otra cosa? Claro, también puedes usar albahaca, solo picarla, tírala ahí. A lo que voy por es como media taza de cilantro picado y yo diría finamente picado, tira eso justo dentro. Ahora por mi perejil fresco, me quité los tallos para esto. Siento que esta es una gran salsa por conocer, sobre todo si tuvieras que comprar perejil por alguna receta que has hecho antes y luego estás como, “no sé qué hacer con el resto de mi perejil”. A ver si eso es como media taza. Bastante pronto si haces esto suficiente, no tendrás que ni siquiera usar medidas, solo vas de ojo. En el tazón. Yo sólo voy a limpiar este desorden y luego terminaremos el chimichurri. Vamos a añadir algunos condimentos con sal y pimienta. Por esta cantidad, puedo decir que probablemente necesitaría alrededor de media cucharadita y como una octava de cucharadita de pimienta negra fresca, simplemente yendo al globo ocular. Con eso necesitas un poco de especia. Vamos a añadir algunos copos de chile rojo triturados. Ahora esto depende totalmente de ti. Se puede pasar de un cuarto de cucharadita a alrededor de media cucharadita, voy a ir a algún lugar intermedio, como tal vez sólo tímido de media cucharadita. También puedes hacer esto con un chile fresco, como si tuvieras como un chile rojo tailandés. Una vez que agregas la sal, sal extrae la humedad en las cosas. Empezará a humedecer las hierbas y como puré un poco. Entonces me gusta hacer eso primero antes de agregar mi aceite de oliva virgen extra, porque vas a agregar un poco de aceite de oliva virgen extra para cubrirlo ligeramente o humedecer. Cometí un error antes de ahogarla en realidad, como si estuviera un poco demasiado cubierto, y me di cuenta de que una vez que lo arrojo a la sal, eso ayuda a bajarla un poco y luego estás como, “Vale, ahora lo hago no tiene que añadir tanto petróleo”. Eso ayudará no sólo con el contenido de grasa, sino también con el sabor. Al igual que no va a ser demasiado aceitosa y se mezcla. Voy a ir por cerca de un tercio de taza tal vez. Voy a fluir lentamente y mientras lanzo porque una vez más, no quiero sumar demasiado. Si sí agregas demasiado, definitivamente puedes agregar más hierbas, más del vinagre, o incluso como un chorro de limón, también puedes hacerlo un poco fresco agregando solo la ralladura de un limón. No parece mucho, pero confía en mí, ya que se sienta en la nevera, verás que el aceite empieza a juntarse en alberca. Empezará a saborear mejor ya que se sienta y se derrite solo un poquito, pero puedes probarlo y ajustar el condimento si lo deseas. Tengo mi bistec que ha estado descansando. Mira, mira todos los jugos están saliendo incluso mientras está descansando. Si lo cortas de inmediato, entonces todos esos jugos acabarán de salir por toda tu tabla de cortar. Querías mantenerla retenida ahí dentro. Se puede ver el bistec. Ahí hay un grano que va por aquí por el filete. quiere cortarlo contra el grano para que esté tierno. Quieres cortar tus rebanadas bastante delgadas para que sean más fáciles de comer y no sean tan duras ni masticables. El bistec de flanco puede ser un corte de carne más duro si lo cocine en exceso y también si no lo cortas contra el grano. Esta es una gran comida para servir a los invitados, porque se estira muy bien, se ve impresionante. Incluso puedes convertir esto en tacos o fajitas, servirlo con arroz, tener verduras asadas al costado o servirlo con una ensalada verde brillante. Tomemos un poco de puré de papas. Se puede ver que mi chimichurri se está derritiendo muy bien. Sólo han pasado un par de minutos mientras estaba rebanando la estaca. Si quieres, puedes agregar solo un poco más de aceite de oliva solo para aflojarlo más. Esa es una hermosa salsa verde herbácea. Es tan precioso, es tan fragante, y fresco. ¿ No luce eso súper apetitoso y apetitoso? Esa salsa herbácea verde realmente solo da vida a un simple bistec a la parrilla. Todo lo que hice fue sazonar con sal y pimienta. Si un poco se pone en tu puré de papas aún mejor. En serio, ¿esto no se ve tan increíble? Creo que cualquiera estaría feliz de comer esto si vinieran a cenar. ¿ Qué opinas? Un bocado de todo. ¿ Por qué no? Poco puré de papa mientras estoy en ello. Tengo que comer este verano tomate fresco que me dio mi amiga Meg. Siento que todos mis amigos me están dando sus frescas verduras de jardín. ¿ Alguien más hace esto? ¿ Poner tus papas encima de su carne? Hombre, esa herbácea, pero también el vinagre, realmente aparece enseguida. Tiendo a gustarme con un poco más de vinagre, por lo que tiene un toque de ácido. Está equilibrado con ese aceite de oliva, que es tan aterciopelado y rico, sencillo bistec a la parrilla, y chimichurri. De verdad no puedo dejar de comerlo. Esto es tan tierno y bueno como es. Pero en nuestro próximo video, te mostraré cómo hacer el filete de flanco aún más tierno y tirarlo en impresionante salsa de freír. Te veré ahí. 14. Salteado de bistec y pimienta: Ojalá pudiera decirte que hay una salsa de freír universal, como un zapato que se ajusta a todos, pero ese no es el caso. Como se puede notar, probablemente haya toneladas de salsas para revolver por ahí, que van desde dulces y salados y picantes. Pero hay algunos ingredientes que encuentro que se repiten en salsas típicas de revuelo. Hoy voy a demostrar uno para ustedes, que creo que realmente encaja bien porque le pega a todas las cualidades de los gustos. Otra cosa a recordar al hacer salteados es que quieres que tu carne sea tierna y también tenga sabor en sí misma, ese proceso se llama velveting. En restaurantes a veces usan claras de huevo, hoy vamos a estar usando bicarbonato de sodio. Eso es lo que vamos a empezar primero. Supongo que puedes llamar a esto una salsa salteada de dos partes pero vamos a empezar con un aterciopelado que es, en un tazón donde vas a sostener tu carne, voy a añadir en una cucharada de agua y solo una pequeña cantidad, media cucharadita de bicarbonato de sodio. Eso podría sonar un poco raro, pero no podrás probarlo pero esto va a ayudar a que la carne sea tierna porque estamos usando filete de flanco para el sabor carnoso pero a veces puede ser un poco duro, sobre todo si lo cocina demasiado tiempo, sobre todo en una aplicación salteada. Entonces hablemos de nuestro filete de flanco. Tengo una libra de filete de flanco aquí y está recortada de cualquier piel plateada. Intenta usar las cantidades correctas cuando estés siguiendo esta receta. Si la receta pide una libra, usa una libra para que todo salga de la manera que debería. Se puede ver que ahí está el grano corriendo por este camino sobre la carne. Al principio para cortar en trozos más pequeños, voy a ir con el grano y cortarlo por la mitad para que cada pieza sea como 2- 2,1/2 pulgadas. Entonces vamos a ir contra el grano, así que si este es el grano, vamos a ir en contra igual que lo hicimos en nuestro video anterior. Vamos a ir alrededor de 1/4 de pulgada. El mío parece más de 1/4- 1/2 pulgada de espesor, está bien. Yendo delgado asegura que la carne será tierna. A ver apenas lo puedes ver, solo vas a dejar que se cubra un poco. Definitivamente obtuve la inspiración para esta técnica de America's Test Kitchen, pero me parece tan útil y tan fácil. Vamos a dejar que esto se siente por cinco minutos y luego vamos a trabajar en el resto de la salsa aterciopelada. Yo sólo voy a lavar mi tabla y mis manos. Ahora vamos a seguir con nuestra mezcla aterciopelada. Sólo vamos a sazonar la carne que está sentada aquí. Vamos a añadir una cucharada de salsa de soja, y luego tengo esta jarra grande de mirin y tengo esta jarra grande porque la uso mucho, sobre todo para recetas asiáticas. Es solo un condimento de arroz que es ligeramente dulce, eso es un poco más que una cucharada está bien. Cucharada. Si no tienes mirin puedes usar una cereza o te vendría bien un vino de cocina china. Ahora que tenemos nuestro líquido, podemos disolver nuestro almidón de maíz, voy por una cucharadita. Recuerda, el almidón de maíz solo se disuelve en líquido frío. Entonces vamos a hacer una cucharadita empacada de azúcar moreno claro. Ya tengo mi azúcar morena en monturas porque vamos a usar dos cucharaditas más después. Acabo de conseguir mi pequeña mancha aquí. Este azúcar es importante en este paso porque cuando recubre la carne de res, cuando la pones en la sartén, se pondrá más marrón más rápido porque los azúcares caramelizarán. Vierta eso en, asegúrate de que todo el azúcar y el almidón de maíz se haya disuelto en incorporado. Vamos a dejar que esto se quede aquí por unos 15 minutos. Voy a hacer la salsa de freír mientras estamos esperando, y luego también picar el resto de mis verduras. Para la salsa salteada, vamos a repetir algunos de esos ingredientes. Tenemos un cuarto de taza de agua, dos cucharadas de salsa de soja, equilibrarlo con dos cucharadas de mirin. Yo [inaudible] otra vez, un poco menos esta vez. Dos cucharaditas de almidón de maíz, eso lo hará grueso y brillante. Dos cucharaditas empacadas del azúcar moreno claro, blob y blob, una cucharada de salsa de ostras. Me encuentro usando salsa de ostras para muchas papas fritas revueltas, es el ingrediente principal. Cuando realmente no quiero hacer una salsa de freír entera, solo la sustituyo por salsa de ostras. Vamos a equilibrar la dulzura que ponemos aquí hasta ahora mente que también hay salinidad, así que ten eso en cuenta. Con dos cucharaditas de vinagre de arroz. Me encanta el vinagre de arroz porque es tan ligero. Entonces lo vamos a equilibrar y redondear con dos cucharaditas de aceite de sésamo. El aceite de sésamo es como uno de mis ingredientes favoritos, es aromático y agrega tanto. Entonces vamos a añadir una cucharadita de pimienta negra gruesa molida. Cuando vayamos a verter esto en la sartén, ten en cuenta que probablemente tendrás el batidor esta otra vez porque el almidón de maíz sí se asienta al fondo. Ya me adelanté y picé el ajo. Tengo tres dientes de ajo, finamente picados, y alrededor de una cucharada de jengibre recién picado. Ahora idealmente quieres usar una buena cantidad de cebolletas para esta receta. Si tienes cebolletas más grandes y gruesas, podrías usar tal vez unas seis cebolletas. Para mí, voy a usar más que eso, tal vez más como ocho o nueve, no lo sé, porque en realidad yo estaba creciendo esto en un tarro albañil y se ven bastante flacos. Voy a cortar estas dos vías para las partes blancas, las voy a cortar sólo por sesgo porque vamos a ordenar la parte blanca por separado de las partes verdes. Para las partes verdes, sólo vamos a cortarlas en más o menos piezas de dos pulgadas, lo que significa para mí que probablemente lo corté en 1/3. Esta es una receta para bistec y pimientos pero puedes usar cualquier verdura que quieras siempre y cuando no sean demasiado acuosas. Tengo un pimiento rojo y otro verde y sólo vamos a rebanarlos finamente. Eso es todo por todo nuestro picado. Ahora sólo vamos a la estufa. En este punto, no quieres parpadear, con salteados, quieres asegurarte de que todo esté listo para ir justo a tu lado porque todo se mueve muy rápido. Voy a agarrar mi sartén antiadherente síndico y sólo voy a añadir dos cucharaditas de aceite. Cada vez que agrego algo a la sartén, siempre van a ser otras dos cucharaditas de aceite. Estoy usando aceite vegetal porque tiene un alto punto de fumar. Puedes usar un estante pero algo a tener en cuenta es que con las cocinas domésticas, racks a veces no crean la bonita superficie que necesitas porque nuestros quemadores no funcionan tan duro como los quemadores de restaurante. Por eso estoy usando una sartén antiadherente con una superficie más ancha. Siempre puedes usar una sartén de hierro fundido también, solo siento que son un poco más difíciles de maniobrar. Nuestra carne se ha ido marinando bien y se ha absorbido todo lo que había ahí, no hay nada en el tazón. Yo lo voy a hacer en lotes. Voy a hacer cerca de la mitad de la carne de res aquí, dejar que se extienda y se ponga marrón, y luego voy a hacer la otra mitad. Cuando pongas la carne y vas a querer escuchar ese chisporroteo. Extiende tu carne de res en tu sartén, por eso lo quieres hacer en lotes para que nos pongamos hacinados y luego al vapor y después de extenderla, no vas a querer tocarla por un buen minuto así que tiene oportunidad de dorar. No lo toques y se corta tan finamente que se debe cocinar muy rápido. Alrededor de un minuto después vamos a simplemente voltear cuidadosamente las piezas. Ah sí, se puede ver ese bonito bronceado. ¿ Eso no se ve tan apetitoso? Los azúcares y el aterciopelado definitivamente ayudan a crear ese dorado. Si encuentras que se está poniendo un poco demasiado oscuro para tu gusto bajas el calor solo un poquito. Voy a dejarlo ir un minuto más y luego te veré de vuelta después de sacar esto y meto el segundo lote dentro. Mira el hermoso encaje marrón en la parte inferior, eso es todo sabor. Eso se ve tan bien que sólo quiero sumergirme. Vuelvo a agregar mis dos cucharaditas de aceite. Recuerda dos cucharaditas cada vez que añadas algo nuevo, aquí vamos a añadir en nuestros pimientos y los verdes de cebolleta, y un poco de la humedad de las cebollas y los pimientos ayudará a desglasear esta sartén así que no te preocupes al respecto. Se puede ver que en realidad está recogiendo todos esos bits marrones en este momento. Vamos a dejar pasar esto unos tres minutos hasta que esté crujiente, tierno. Te veré pronto. Voy a quitar estos pimientos, y huelen fantástico recogieron todos los sabrosos pedacitos. Baja el calor solo un poco, agrega mis dos cucharaditas de aceite otra vez. Te dije que todo se mueve rápido. Ahora más allá de tu juego. Entonces vamos a añadir en nuestros blancos de cebolleta, así como nuestro ajo y jengibre. Pero se puede ver que esto no es una salsa salteada universal, como una salsa no lo hace todo para hacer un gran revuelo freír, hay técnica involucrada, hay capas y pasos. Esto sólo se va a cocinar por unos minutos o dos. El aroma que está llenando esta cocina es una locura en este momento. Voy a volver a añadir tu carne de res y tus pimientos y todos los jugos que ahí se juntaron. Dale a tu salsa de freír un buen batidor para que ese sea el almidón de maíz se pueda disolver de nuevo, agrégalo justo en. Eso es todo chicos. Una vez que se recubre y se calienta a través, eso es todo. Sólo tienes que servirlo con un poco de arroz y probablemente cúbralo con algunos cebolletas más frescas encima solo por textura. Si es necesario, puedes probarlo y sazonar con sal y pimienta si lo necesitas. Vamos a prepararlo. En serio no puedo esperar más. Tengo algo de arroz jazmín aquí en el fondo de mi tazón. Esto se ve tan increíble. Ni siquiera lo soporto. Si quieres cambiar las cosas, puedes agregar un poco de cilantro, agregar otro sabor, agregar otro sabor, chorrear un poco de lima en la parte superior, eso estaría bien. Pero eso me parece bastante hecho perfecto, no sé tú. filete es tan tierno y puedes degustar todos los sabores equilibrados, como puedes obtener un poco de la dulzura del pimiento negro, incluso puedes degustar el vinagre de arroz, un poco de la tang. Siéntase libre de ajustar cualquiera de los ingredientes. Si te gustan las cosas del lado más dulce, añade un poco más de azúcar. Si quieres un poco más de ajo, vuelve loco con él, depende totalmente de ti. Ahora que hemos dominado una simple salsa de freír y técnica, es hora de dominar un adobo. Te veré en el próximo video. 15. Prepara una vez, úsala dos veces Marinado: adobos son una manera sencilla de agregar un gran sabor audaz a cosas como la carne, tofu y ciertas verduras como la berenjena o el calabacín. Probablemente haya miles de diferentes tipos de adobos por ahí y las combinaciones son infinitas, por lo que, es un poco difícil averiguar cuál hacer por ti. Pero las cosas básicas de un adobo son la grasa, el ácido y los condimentos. Además, no olvides la sal. Después de tener esos cubiertos, entonces puedes jugar con aromáticos, agregando especias e incluso un toque de dulzura. La receta voy a estar yendo contigo, consideraría un marinado mágico porque lo haces una vez pero lo usas dos veces. Me encanta eso, ese ingenio y por eso elegí hacer mi pollo con tomates y eneldo. Vamos a empezar con un chalote y por fin lo vamos a picar. Siento que he estado usando mucho shallot en toda esta serie de clases. Yo crecí amor por ella probablemente en la escuela culinaria. Si no has estado usando chalotes en tu vida, te estás perdiendo totalmente. Pero si no tienes chalote, no te preocupes a mi mascota porque aún puedes hacer esto. Puedes sustituir con ajo o simplemente una cebolla finamente picada si quieres. Lo vamos a poner en nuestro tazón. Te agarras un tazón grande porque en realidad vas a marinar el pollo aquí dentro. Mientras estamos picando, voy a seguir adelante y picar mi eneldo. Necesitas alrededor de un cuarto de taza de eneldo fresco. ¿ Se puede usar eneldo seco? Mi amigo en realidad me preguntó esto. Sí, se puede. Pero no será exactamente lo mismo. Hay algo que decir sobre usar eneldo fresco real para esta receta, y sobre todo porque también es una parte tan enorme de la receta. Es como toda la fuente para todo. Pero de lo contrario, sí, puedes usar seco pero tienes que cortar las medidas hasta como una cucharada. Este es el ingrediente interesante, vamos a usar vinagre balsámico. Me gusta la profundidad afrutada de un vinagre ligeramente dulce como balsámico. Vamos a usar dos cucharadas. Nosotros vamos a servir esto con tomates y ya sabes, vinagre balsámico y los tomates van tan bien juntos. Hasta el momento tenemos nuestros aromáticos y hierbas, tenemos nuestro ácido, y luego vamos a poner un emulsionante. Dos cucharadas de mostaza Dijon. ¿ No es divertido verme reutilizando algunas de estas grapas de despensa una y otra vez? Yo sí dije que la sal es un elemento importante de un adobo y eso es cierto. Pero en esta situación, lo vamos a poner en adobo de plátano. Vamos a sazonar nuestro pollo con sal y pimienta, y luego también vamos a añadir un cuarto de cucharadita de sal a los tomates. Tienes que dar cuenta de eso, y hay un método para hacerlo porque esas también son técnicas diferentes. Nos estamos saltando la sal. No hay salsa de soja, aquí no hay sal. Vamos a ir por media taza de aceite de oliva virgen extra, agradable y afrutado. No voy a agregar ninguna especia como pimienta negra o copos de pimiento rojo. Pero si quieres agregar ese pequeño pop, definitivamente podrías hacer eso y va a ser realmente bueno. Sólo voy a tratarlo como si hiciera una vinagreta de alguna manera. Tenemos el emulsionante, tenemos el ácido, voy a arrojar lentamente en el aceite de oliva. No todos los adobos necesitan un emulsionante. No es una vinagreta. Pero técnicamente estoy haciendo esto porque lo voy a usar como vinagreta también. Esto es realmente importante antes de que toque algo crudo, como el pollo. A partir de ahora, es bueno comer como está. No le quieres hacer nada a eso. Vas a sacar algo de tu adobo como un cuarto de taza y reservarlo en otro tazón. Eso debería ser lo suficientemente bueno para tus tomates. Vamos a dejar esto a un lado. Te vas a tomar una pinta de tomates cherry. Tengo probablemente un poco tímido de una pinta. Acabo de tener lo que tenía. Yo los acantoné. Ponlos en trozos más pequeños del tamaño de un bocado. Quieres poner alrededor de un cuarto de cucharadita de sal kosher sobre tus tomates en un tamiz, sobre un tazón. Porque tengo un poco menos que una pinta, sólo voy a ir un poco tímida, pero no quiero que sea demasiado salada. Extrae la humedad para que no se moje demasiado cuando estás como incorporarla como salsa. Otra cosa es que son temporadas los propios tomates. A mí me gusta espolvorearla y luego solo darle un poco de tirada y dejaremos que haga lo suyo. No vamos a vestir bastante los tomates todavía. Vamos a trabajar en nuestro pollo porque tenemos que marinar eso. Pero lo genial de este adobo es que no toma tanto tiempo. Idealmente deberías tener alrededor de tres pechugas de pollo. Yo sólo tengo dos. Pero creo que va a estar bien para esta cantidad de adobo porque no hay sal en el adobo. No tienes que preocuparte por chupar demasiada sal extra. Yo consigo mis pechugas de pollo más grandes. Estos no son tan enormes y los corté por la mitad con un sesgo como este. Si ya son pequeñas, realmente no tienes que pasar por el paso. Se supone que cada cosa es su propio tamaño de porción de alguna manera. Consigue un poco de envoltura de plástico y con el lado plano de un mazo, no la parte punzante. Si no tienes un mazo, puedes usar un rodillo. Simplemente algo vamos a darle un toque suavemente a tus pechugas de pollo. ¿ Qué estoy haciendo? Los estoy remando más plano para que todos pudieran tener un grosor uniforme en toda la pieza. Eso es lo que causa problemas cuando estás cocinando porque entonces es como si no cocinara al mismo tiempo. Dos, haciéndolos más halagados cocinarán más rápido. Voy a sazonarlo y saqué un poco de sal por si acaso tengo jugo de pollo en las manos. No quiero contaminar el resto de mi sal. Simplemente vamos a sazonar no demasiado nueces, pero asegúrate de que sazone alta y te pongas toda la superficie. Voy a hacer un poco de pimienta. Voltear. Es de nuevo así que sazona ambos lados de sal y pimienta. Espero que esto sea sacar la intimidación de cocinar y de adobos en general porque a veces estás como, ¿qué pongo en ese adobo? Eso ya se ve tan bien. Con adobos quieres tener cuidado con la receta como con la cantidad de ácido no hay cosas porque adobos cuando hay ácidos, sí descomponen las proteínas de las carnes. Si lo marinas por demasiado tiempo, se pondrá un poco gomosa o se desintegrará. Por eso si hay ácido y luego una receta dice marinar por x cantidad de tiempo, tienes que seguir eso. Sólo vamos a dejar que eso marine por cinco minutos y luego te veré junto a la estufa. Voy a asegurarme de que mi sartén esté bien y caliente. Sí, hay aceite de oliva en este adobo, pero voy a añadir un poco extra. Cuando pones tu pollo abajo, no quieres aglomerar la sartén. Si tienes que hacerlo en lotes, entonces hazlo en lotes. No sé por qué eso me hace tan feliz cada vez. Ahora, voy a hacer algo un poco diferente. En realidad lo voy a cubrir con tapa. Asegúrate de tener una sartén que puedas agarrar una tapa. Si no quieres hacer las cosas, puedes saltarlas. Pero me gusta hacer esto porque asegura que la humedad se encerrará. Una vez escuché que se disuelve, sé que está empezando a dorarse. Voy a abrazarlo con tapa y tiempo de dos a tres minutos. Yo diría que dado lo plano y lo más grande que es tu cortador, solo debería tardar alrededor de 45 minutos en cocinar en general. Quieres asegurarte de que lo lees con un termómetro de lectura instantánea para asegurarte de que el interior esté cocido. A ver. Yo sólo voy a echar un ojeado. Sí, eso se ve bien. Giré ese par de las piezas de pollo en la sartén porque sentí que algunas de ellas no se estaban poniendo lo suficientemente doradas. Creo que está listo para salir de la sartén. Algunos de los lados se pusieron un poco de color marrón con mi reacción de patio. Parte no tanto, pero está bien. Simplemente lo voy a tirar en la salsa una vez más para darle un glaseado. Ese es bonito y marrón. Vamos a dejarlo reposar cinco minutos antes de cortar en ellos. Ahora mi pollo está descansando unos cinco minutos porque quieres que los jugos se redistribuyan y no se filtren por todo el lugar. En realidad se puede ver que algunos de los jugos se filtran y no quiero desperdiciarlo. Podría ponerlo sobre mi cuscús. Tenemos nuestros tomates que habían estado drenando con la sal. Se puede ver que algún líquido realmente se ha derramado fuera de él, incluso por la pequeña cantidad de tomates. Vamos a usar ese aderezo reservado, ese adobo que ahora va a ser nuestro aderezo, y simplemente abrirlos. Esto probablemente sea mucho aderezo para esta cantidad de tomates porque sí te dije que no tenía unas pintas completas que valían. Decidí darle jazz y ir un poco pícaro de mi receta original y ejecutarlo a mi nevera. Recuerda que todo se trata de cocinar con intuición y usar lo que tienes. Tengo algunos pepinos cortados en cubitos. Estos son estos pequeños mini pepinos persas. Esto no forma parte de mi receta original, cual tendré en la clase recursos de todos los ingredientes, cantidades, e indicaciones para esta receta original. Esto va a ser un poco pícaro, una toma diferente, e incluso puede que lo guarde con un poco de queso feta al final. Se va a convertir en griego. También tengo algo de cuscús israelí que acabo de preparar con anticipación. Todo lo que hice fue cocinarlo en caldo de pollo en lugar de agua. ¿ Por qué estoy sirviendo con el cuscús? No lo sé, simplemente me pareció correcto. Mi pollo tuvo oportunidad de descansar un poco. A mí me gusta pre-rebanarlo entonces no tienes que preocuparte por cortarlo tú mismo más tarde. Mi pollo está muy bien cocido, realmente no tomó tiempo en absoluto. Tengo algunos restos de brócoli de mi receta anterior. ¿ Por qué no sólo añadir un poco de verde? Después consigo mis tomates y pepinos y lo llamo mi deleite porque eso es lo que es. Voy a poner eso justo encima del pollo. Eso se ve tan bien. Me gustó mucho la adición de los pepinos en realidad. Esto definitivamente va a cambiar el sabor, va a agregar un poco de picadura salada del queso feta, pero simplemente no puedo evitarme porque solo siento que lo necesita con pepinos y tomates. Eso es una pequeña variación de lo que hay en mi receta original, pero siento que lo mejoré. ¿ Sabes por qué? Porque ahora soy mayor y más sabio. Creo que esto es lo suficientemente bueno para comer. ¿ Ves este glorioso jugo de pollo? Vas a querer hacerle esto. Esa es una capa extra de salsa ahí mismo. No puedo esperar. Esto resultó tan sabroso y de aspecto fresco. Tienes que conseguirlo todo. Tienes que conseguir el jitomate, el pepino, el pollo, saciarlo en esa salsa. Las palabras no pueden describir el sabor de ese eneldo fresco. Tan herbácea, brillante, es como un pop. A ustedes les encantará mucho con el pepino. Agrega el pepino. El cuscús es realmente bueno también. Me gusta emparejarlo con algo un poco más neutro, como un grano bonito, puedes usar quinua, cuscús de arroz, orzo. En serio podría sentarme aquí y comer esto todo el día. Me alegra que estemos terminando nuestras recetas en esta bonita nota. Ahora que tienes todas tus herramientas para tus salsas en tu arsenal, hablemos de tu proyecto. Te veré en el siguiente video. 16. Tu proyecto: Para tu proyecto, vamos a subir de nivel. Quiero que te lleves una salsa que ya conoces o una que hicimos juntos. Toma un elemento o un ingrediente al respecto, retírelo , y luego muéstrame algo nuevo con él. Cambia algo sobre la salsa en sí o úsalo una manera diferente a la que hice o que normalmente haces. Por ejemplo, si normalmente haces chimichurri para filete, entonces ¿por qué no intentas ponerlo en camarones en su lugar? ¿ Cómo expande esto lo que ya sabes? Recuerda, estamos tratando de subir de nivel nuestra intuición de cocina aquí. Describirlo y tomar una foto. Pero si eres cocinero principiante y eso te parece intimidatorio, no te preocupe, entiendo. Basta con tomar una receta que hicimos juntos y recrear tal cual es. Recuerda, tienes que aprender a seguir las recetas antes poder usarlas como puntos de salto para hacerlas tuyas. Toma una foto y camina a través de tu proceso de pensamiento y tu experiencia. Aunque algo saliera como un flop, háganoslo saber también porque así aprendemos de nuestros errores, y por la experimentación. O puedes hacer un par de avisos del proyecto. Toma una foto de tus artículos básicos de despensa favoritos a los que normalmente acudes todo el tiempo que guardas en la media de tu despensa para hacer tus salsas favoritas. Dime por qué las usas y cómo. O muéstrame una imagen de un nuevo ingrediente que normalmente no usas pero ahora vas a sumar a tu arsenal como resultado de esta clase. Me encanta ver tus proyectos en nuestra última clase, y fue tan impresionante ver tus versiones del tazón de arroz de pollo teriyaki. Algunos de ustedes usaron salmón o tofu, lo hicieron vegetariano, pero lo hicieron suyo y utilizaron una o ambas de las salsas que aprendieron en esa clase. Usa eso como tu inspiración cuando estés creando tu proyecto para esta clase. Haz algunas salsas, agrega algunos retoques, y luego sé creativo con el vehículo que te lo pongas. Explica tu proceso de pensamiento y no tengas miedo de usarlo de una manera nueva o con un retoque. Recuerda, está bien divertirse y jugar en la cocina. Así aprendemos y así crecemos en nuestra intuición de cocina. Ahora, algunos pensamientos finales. 17. Reflexiones finales: Enhorabuena. Completaste esta clase y oficialmente estás en camino a convertirte en jefe de salsa. Bienvenido al club. Recuerda, dominar las salsas como cualquier habilidad de cocina es un viaje y tomará tiempo y práctica para hacerlo bien. Enfoque bajo técnicas prácticas y recetas que aprendiste. Invierte en las herramientas y equipos de cocina adecuados que necesitas para hacerte la vida más fácil, y sigue una receta suficientes veces hasta tenerla abajo, y luego podrás empezar a hacer ajustes y ajustes propios. A modo de revisión, el prompt del proyecto fue tomar una foto de tus artículos básicos de despensa favoritos y hacernos saber por qué tendes a gravitar hacia ellos cuando estás haciendo salsas. Por supuesto, tu proyecto es que nos muestras una salsa con la que ya estás familiarizado o recrear una que hicimos juntos, pero mostrándonos cómo la estás usando de una manera nueva. Aunque no fuera tan exitoso como esperabas, sigue publicándolo de todos modos porque los errores están bien y la experimentación es como aprendemos. Recuerda volver a revisar en esta clase de vez en cuando, y ponerme al día cómo has estado usando estas salsas e incorporándolas a tu vida cotidiana. Si necesitas algunos consejos prácticos para cocinar con intuición, asegúrate de echar un vistazo a nuestra clase anterior donde sí insinuo el hecho de que la salsa es jefe. Esta fue una expansión de esa clase. Si quieres aprender algunos conceptos básicos de cocina y algunas mentalidades de un chef, regresa y mira esa clase. Siempre me encantaría ver tu viaje y mantenerme conectado también, así que asegúrate de encontrarme en redes sociales y encuéntrame con un mango @chefjulieyoon. Manténganme al día con sus avances. Asegúrate de usar el #CookWithChefJulieYoon, para que pueda ver tus creaciones. Si disfrutaste de esta clase, hazme un sólido, deja un comentario y una reseña, me encantaría escuchar de ti. Muchas gracias por mirar, y nos vemos la próxima vez. Adiós.