Cómo preparar macarons franceses | Marie Asselin | Skillshare
Menú
Buscar

Velocidad de reproducción


  • 0.5x
  • 1x (Normal)
  • 1.25x
  • 1.5x
  • 2x

Ve esta clase y miles más

Obtenga acceso ilimitado a todas las clases
Clases enseñadas por líderes de la industria y profesionales activos
Los temas incluyen ilustración, diseño, fotografía y más

Ve esta clase y miles más

Obtenga acceso ilimitado a todas las clases
Clases enseñadas por líderes de la industria y profesionales activos
Los temas incluyen ilustración, diseño, fotografía y más

Lecciones en esta clase

    • 1.

      Cómo hacer macarones franceses: Introducción

      1:51

    • 2.

      Descripción del proyecto

      2:10

    • 3.

      La anatomía de un macaron

      1:54

    • 4.

      Lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer en la elaboración de macarones

      1:30

    • 5.

      Las herramientas que necesitas

      1:48

    • 6.

      Los ingredientes que necesitas

      1:14

    • 7.

      Preparación de la mezcla de almendras y azúcar

      3:03

    • 8.

      Preparación del merengue

      3:08

    • 9.

      Macaronnage: Incorporación de la mezcla de almendras y azúcar al merengue

      3:12

    • 10.

      Cómo usar la manga pastelera para las conchas de los macarones

      4:28

    • 11.

      Horneado de las conchas de los macarones

      2:07

    • 12.

      Preparación de un relleno básico de crema de mantequilla

      2:12

    • 13.

      Rellenos (y almacenamiento) de los macarones

      0:54

    • 14.

      ¡Sé creativo! Inspiración para sabores

      0:47

    • 15.

      Reflexiones finales: ¡A hornear!

      1:23

  • --
  • Nivel principiante
  • Nivel intermedio
  • Nivel avanzado
  • Todos los niveles

Generado por la comunidad

El nivel se determina según la opinión de la mayoría de los estudiantes que han dejado reseñas en esta clase. La recomendación del profesor o de la profesora se muestra hasta que se recopilen al menos 5 reseñas de estudiantes.

8581

Estudiantes

44

Proyectos

Acerca de esta clase

¿BUSCAS LAS RECETAS Y LOS IMPRIMIBLES DE LA CLASE? Encontrarás todo lo que necesitas en la sección "TU PROYECTO" de la clase.

--

Los macarons franceses son deliciosos y bonitos, pero también son muy complicados de hacer en casa. Las elegantes galletas a base de merengue, popularizadas por Ladurée en París, requieren método y paciencia para su elaboración, pero pueden hacerse en una cocina casera, ¡y ni siquiera hay que ser un experto pastelero!

Llevo casi 15 años haciendo macarons y más de 10 años asesorando a pasteleros en formación a través de mi blog FoodNouveau.com, por lo que tengo un amplio conocimiento de lo que puede salir mal cuando se intenta hacerlos en casa por primera vez. Este curso describe las herramientas esenciales que se necesitan, los pasos importantes que hay que seguir, las técnicas que hay que dominar y los posibles inconvenientes que hay que evitar.

Nivel de habilidad: esta clase es perfecta para los pasteleros principiantes que quieren aprender nuevas habilidades, así como para los pasteleros experimentados que buscan dominar un postre nuevo e impresionante.

--

Importante: Esta clase demuestra el método de merengue francés (no el método de merengue italiano) para hacer los macarons.

Conoce a tu profesor(a)

Teacher Profile Image

Marie Asselin

Cookbook Writer, Translator, Stylist

Profesor(a)

Marie is an award-winning cookbook writer and translator, recipe developer, and food stylist based in Québec City. She’s a frequent traveler who loves chronicling her discoveries from around the world and sharing recipes inspired by her trips.

Marie is the author of Simply Citrus, a colorful cookbook filled with sweet and savory citrus-based recipes, and French Appetizers, a cookbook dedicated to the art of enjoying happy hour, the unfussy, French way. She's also the voice of 10-year-old culinary blog Food Nouveau, and the teacher of the popular Skillshare class How to Make French Macarons.

Let's Connect!

FoodNouveau.com Instagram Twitter Pinterest Facebook Ver perfil completo

Level: Intermediate

Valoración de la clase

¿Se cumplieron las expectativas?
    ¡Superadas!
  • 0%
  • 0%
  • Un poco
  • 0%
  • No realmente
  • 0%

¿Por qué unirse a Skillshare?

Mira las galardonadas Skillshare Originals

Cada clase tiene lecciones cortas y proyectos prácticos

Tu membresía apoya a los profesores de Skillshare

Aprende desde cualquier lugar

Ve clases sobre la marcha con la aplicación de Skillshare. Progresa en línea o descarga las clases para verlas en el avión, el metro o donde sea que aprendas mejor.

Transcripciones

1. Cómo hacer macarones franceses: Introducción: Hola, soy Marie. Soy escritora y traductora de comida y viajes, y también soy un panadero apasionado. A mí me gusta asumir todo tipo de proyectos de panadería, pero normalmente, cuanto más ambicioso, mejor. Algunas de mis cosas favoritas para hacer incluyen especialidades francesas como madeleine, eclairs, choux, y, por supuesto, macarons. Llevo casi siete años haciendo macarones en casa. Al igual que muchos de ustedes, estoy seguro que los probé primero en París, y me enamoré de ellos al primer mordisco. Un amigo mío me enseñó a hacerlos en casa, y desde entonces han sido un clásico mío. Hasta diría que son mi postre de firma. A mis amigos y familia les encanta cuando los hago, por supuesto, pero los lectores de mi blog lo hacen. De hecho, el post que escribí sobre el tema, desde 2010, se ha visto millones de veces. Esto demuestra que los macarones son más que una tendencia en que los amantes de la comida en todo el mundo todavía tienen curiosidad por aprender a hacerlos en casa. macarons tienen reputación de ser difíciles de hacer, pero hoy estoy aquí para mostrarles que de hecho se pueden hacer, y ni siquiera hay que ser un panadero experimentado para tener éxito. Para hacer macarons necesitas tres cosas: necesitas el método correcto, el equipo adecuado y mucha paciencia. En esta clase, te daré consejos esenciales para ayudarte a prepararte, incluyendo las cosas que hacer y no hacer de la fabricación de macarrones, detalles sobre el equipo y los ingredientes que necesitas, también haré una demostración para ayudarte a visualizar los pasos clave en elaboración de macarrones, y además brindar consejos para permitirte evitar posibles trampas, y por último, te daré ideas divertidas para ser creativo una vez que hayas dominado la receta principal. Esta clase es perfecta para panaderos novatos que quieran aprender una nueva habilidad o para panaderos expertos que buscan dominar un postre nuevo e impresionante. 2. Descripción del proyecto: Después de ver todos los videos de la clase, estarás listo para hacer tus propios macarons franceses. Déjame darte más información sobre el proyecto de la clase y cómo compartir tu progreso con compañeros panaderos que también están inscritos en la clase. En primer lugar, me gustaría que compartieran cómo y dónde han oído hablar de los macarones por primera vez. Si alguna vez has probado macarons, dinos dónde estaba y cómo recuerdas la experiencia. Comparte una imagen si tienes una, utiliza nuestra sección de comunidad de la clase para hacerlo. Entonces me encantaría que compartieras por qué quieres hacer macarons, hay una ocasión especial? Es porque quieres aprender una nueva habilidad? ¿ Quieres impresionar a amigos? O es sólo porque. Tengo mucha curiosidad por conocer más sobre tus motivaciones. Tu tercera tarea será elegir un relleno para tus macarons. Si bien es esencial que domines la receta básica de macaron antes de cambiar las cosas, cuando se trata del relleno puedes ser lo más creativo que quieras. Piensa en tu sabor favorito o tu desierto favorito de niño y usa eso como punto de partida. Si estás haciendo los macarons para otra persona, descubre cuál es su dulce dulce favorito y empieza desde ahí. De hecho, cuando se trata de relleno de macaron, prácticamente puedes usar cualquier cosa, desde mermeladas hasta propagación de avellana, siempre y cuando no esté goteado. Encontrarás inspiración en una sección de proyecto de clase. Pero quiero que tus ruedas giren de inmediato. Después viene el verdadero trabajo. Haz tu primer lote de macarons. Ensamble el equipo y los ingredientes que necesite, y haga su primer lote. Utiliza la sección comunitaria del proyecto para compartir cualquier dificultad que encuentres en el camino. Si puedes compartir una foto junto con tus preguntas y haré todo lo posible para ayudar. Por último, cuando haya terminado, comparta una imagen de sus macarons ensamblados en la galería de proyectos para que todos podamos animar junto con ustedes. Empieza descargando los documentos vinculados en las secciones de proyectos de clase, para que tengas las recetas a la mano. Si nunca has hecho macarrones antes, te recomiendo encarecidamente dominar las conchas básicas de macarón de almendras antes de intentar cualquiera de las variaciones, pues cualquier pequeño cambio a la receta básica puede tirar tu macaron haciendo habilidades fuera de equilibrio. Ahora, si estás listo, empecemos. 3. La anatomía de un macaron: Permítanme decir unas palabras sobre lo que son los macarones en caso de que algunos de ustedes no estén familiarizados con el trato. En primer lugar, los macarones franceses o los llamados macarones persas no deben confundirse con los macarrones. Los macarrones deletreados con dos o's son pequeños pasteles como galletas típicamente hechas con coco rallado, esto no es lo que estamos haciendo hoy. El macaron francés, deletreado con uno o es una galleta basada en merengue. Las conchas se elaboran con claras de huevo, almendras molidas, y azúcar. Para crear macarrones, se ensamblan dos conchas con un relleno, que puede ser una crema de mantequilla, un ganache o mermelada. Entonces, ¿qué hace que el macaron perfecto? Si nunca has probado macarons antes, es difícil saber qué esperar. Permítanme proporcionarles algunos lineamientos. Las conchas deben ser ligeramente brillantes y bastante delgadas, mostrando dos partes visibles. El costra es como una cúpula lisa y plana, y el pie es un anillo texturizado alrededor de la base de la concha. Cuando muerdes un macaron, el caparazón debe proporcionar algún crujido. El caparazón no debe ser tan suave que se derritan en el relleno, o tan duro que crea un buen crujido cuando lo muerdes. El interior del macaron que es el relleno y el interior del caparazón debe sentirse ligeramente masticado, pero no tanto que se pegue a los dientes. Lo que crea la textura maravillosamente intrigante y adictiva del macaron es un paso extra, lo cual admito es un poco molesto. Una vez lleno, debes dejar reposar el macaron en un recipiente hermético en la nevera durante 24 horas antes de comerlos. Sé que has trabajado tan duro y no puedes disfrutar de una golosina. Sin embargo, realmente debes tratar de ser paciente porque al día siguiente es cuando los macarones son verdaderamente perfectos. Este periodo de espera es lo que permite que cierta humedad del relleno penetre en las conchas, suavizándolas solo para crear un contraste entre la corteza crujiente y el centro cremoso. 4. Lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer en la elaboración de macarones: Repasemos las cosas que hacer y no hacer del macarón. Hacer plan con anticipación. Hacer macarons no es un proyecto de último minuto. Debes liberar al menos tres horas en tu horario para darte tiempo para hacer las conchas, dejarlas descansar, hornearlas, dejarlas enfriar y llenarlas. Sentirse apresurado al hacer macarons suele ser una receta para un desastre. Entonces, sí considera el clima. Esto puede sonar sorprendente, pero si hace súper calor y húmedo en tu cocina, probablemente será mucho más difícil hacer macarons. Por ejemplo, la cáscara de la tubería necesita descansar y secarse antes de que se horneen, lo cual es clave para formar los pies alrededor de la base de la concha. Si es súper húmedo, tardará mucho más en secar las conchas si terminan secándose en absoluto. Por último, asegúrate de tener todo el equipo e ingredientes que necesitas antes de empezar para que no tengas que parar a mitad de camino. Ahora para los que no. No se apresure. Hacer macarrones lleva tiempo y paciencia. Al hacer macarons por primera vez, sobre todo, elige un día en el que puedas tomarte tu tiempo para leer la receta y seguir los pasos a tu propia velocidad. Además, no se salten pasos. Si bien puedes ser escéptico de que algunos pasos sean realmente necesarios, por experiencia, déjame confirmar que saltarse alguno de ellos cambiará el resultado que obtienes. Por último, no escatimes en la calidad de los ingredientes que estás usando. Necesitas pocos ingredientes para hacer macarons. Por lo que la frescura y calidad de cada ingrediente que usas es clave para el sabor. 5. Las herramientas que necesitas: Aquí te presentamos el equipo que necesitas para hacer macarons. En primer lugar, necesitas un batidor de soporte para batir las claras de huevo. Si no tienes una batidora de soporte, puedes usar una batidora de mano, pero asegúrate de tener un tazón de acero inoxidable o un tazón de cristal para mezclar las claras de huevo porque se mezcla para las claras de huevo esponjosas. Después necesitas un procesador de alimentos para mezclar las almendras molidas y el azúcar juntos. También se necesita una báscula que es muy importante para medir con precisión los ingredientes. Necesitas un segundo tazón para mezclar y un tamiz porque vas a colar las almendras molidas y la mezcla de azúcar en él. También necesitas sartenes de hoja para hornear las conchas de macaron. Me gusta usar papel pergamino para cubrir las sartenes de hoja porque me parece que las esteras de silicio son un poco complicadas hora de hacer macarons porque las conchas son muy delicadas y tienden a pegarse al silicio mientras que tengo muy buenos resultados con el papel pergamino. También me gusta usar plantillas de macaron porque me permite hacer fácilmente conchas que son más o menos del mismo tamaño. Voy a proporcionar el enlace en el proyecto de clase para que puedas descargar una versión imprimible de esta plantilla y utilizarla en casa si quieres. También necesitas espátula de silicio para combinar la mezcla de azúcar y almendras en las claras de huevo. Una bolsa de pastelería para canalizar las conchas de macaron equipada con una punta redonda de pastelería con una abertura de media pulgada. A mí me gusta usar bolsas de pastelería desechables porque son más fáciles de manejar y también son desechables, por lo que hace para una limpieza fácil. Por último, necesitas colorante alimenticio si quieres hacer conchas de colores. A mí me gusta usar colorante alimenticio en gel porque el poder colorante es mayor, por lo que no necesitas usar mucho para obtener el color que necesitas. 6. Los ingredientes que necesitas: Estos son los ingredientes que necesitas para hacer macarons. En primer lugar, necesitas tres claras de huevo grandes, y deben separarse con unos días de antelación. El motivo por el que debes separar las claras de huevo de antemano es que parte del agua se evaporará de las claras de huevo y permitirá que la proteína se concentre, lo que producirá claras de huevo más rígidas y conchas de macaron más lisas. También necesitas 210 gramos de azúcar en polvo, que también se llama azúcar glaseado, o a veces azúcar de confitería. Se necesita un 125 gramos de almendras molidas, que también se llama harina de almendras, y 30 gramos de azúcar refinada granulada, o simplemente un azúcar blanco regular. Por último, por supuesto, necesitas algo de colorante alimenticio si quieres hacer conchas de colores. Recuerda sacar las claras de huevo de la nevera al menos una hora antes hacer los macarrones porque necesitan estar a temperatura ambiente cuando empieces a hacer la receta. Para armar los macarons, también necesitarás un relleno de tu elección. En esta clase, estaré haciendo una sencilla crema de mantequilla de frijol de chocolate blanco y vainilla, pero siéntete libre de ponerme creativa. En la sección de proyecto de clase, también encontrarás una variedad de recetas de relleno. 7. Preparación de la mezcla de almendras y azúcar: Voy a medir los 210 gramos de azúcar en polvo en el tazón de mezcla. Asegúrate de calentar la medición exacta que necesitas, no te vayas. En el mismo tazón, voy a medir las almendras molidas, 125 gramos. En otro tazón, voy a medir el azúcar granulado, 30 gramos. El primer paso es combinar el azúcar en polvo y las almendras molidas juntas en el tazón de un procesador de alimentos. El motivo por el que estás haciendo esto es que primero va a mezclar a fondo la mezcla de azúcar y almendras juntos, lo cual es muy importante, lo cual es muy importante, y luego también te deshaces de la mayoría de los pedacitos de almendra más grandes que pueden existir en la harina de almendras que usas . Por lo que quieres procesar la mezcla unos 30 segundos a un minuto. Entonces vamos a transferir esta mezcla de nuevo al tamiz sobre el primer tazón de mezcla para asegurarnos de que nos deshacemos de todos los pedacitos más grandes de almendra restantes. Transfiera primero aproximadamente la mitad de la mezcla, y luego usa una cuchara para empujar la mezcla a través del tamiz. Al final, vas a ver sólo los bits más grandes que quedan en el tamiz. Entonces no los empujes, no los quieres en tus conchas de macaron porque nos va a hacer conchas más lisas. Así que solo deshazte de los pedacitos más grandes así, sólo puedes tirarlos a la basura. El resto de la mezcla de azúcar y almendras. Nuevamente, tira los pedacitos más grandes que quedan en este tamiz al final de este tamizado. Puedes dejar esta mezcla a un lado y vamos a batir las claras de huevo ahora. 8. Preparación del merengue: Vierta las claras de huevo en el tazón de la batidora de soporte. Vas a necesitar estar a media velocidad alta hasta que empiecen a ponerse espumosos. Cuando lo hagan, vierta lentamente el azúcar granulado en el tazón. Sigue batiendo hasta que las claras de huevo sean blancas opacas, súper brillantes y formen rígidas. Te voy a mostrar exactamente cómo deberían ser una vez que hayan terminado. Es importante poder reconocer cuando las claras de huevo están suficientemente batidas. Por ejemplo, te voy a mostrar ahora mismo. Son bastante líquidos quietos y muy suaves, así que esto definitivamente no es suficiente. Necesito seguir golpeando un poco más. Como puedes ver, ahora mismo están bastante rígidos. Tienes que tener cuidado de no superarlos para que se vuelvan casi duros y parecen que se van a romper. Estas casi están hechas pero se puede ver que el pico sigue siendo un poco suave así que voy a seguir batiendo un poco más. Estos son perfectos. Se puede ver ahora que el pico no se curva en absoluto, se mantiene realmente vertical pero sigue siendo cremoso. A lo que no lo quieres como dije antes, no quieres que se vuelva tan rígido que parece que se va a romper pero este es el escenario absoluto correcto. Es en este punto que se quiere agregar el colorante alimenticio si se desea hacer conchas de colores. hoy voy a usar algo de colorante de comida morada. Lo que sugiero es comenzar por usar solo unas gotas porque no quieres ir borda y luego mezclar un poco y luego comprobar si necesitas más colorante alimenticio. Ahora mismo voy por un tono lila pálido así que voy a usar sólo unas gotas. Entonces no necesitas ser quisquilloso sobre incorporar el colorante alimenticio. Simplemente puedes batirlo a una bastante alta velocidad hasta que el color se vea distribuido uniformemente. Ahí tienes, el color se ve bien. 9. Macaronnage: Incorporación de la mezcla de almendras y azúcar al merengue: Ahora viene el paso crucial, incorporando la mezcla de azúcar y almendras a las claras de huevo batidas. Esta técnica se llama el Macaronnage. A pesar de que la palabra suena un poco elegante, la técnica realmente es bastante fácil. Vierta aproximadamente la mitad de la mezcla de azúcar y almendras sobre las claras de huevo batidas y use la espátula de silicona para doblarla. Se quiere empujar la espátula al fondo del tazón y volver a subirla. No hay necesidad de ser demasiado delicado al respecto porque lo que realmente quieres es desinflar un poco las claras de huevo. Asegúrate de raspar la espátula alrededor del tazón. Cuando la primera mitad de la mezcla de azúcar y almendras esté totalmente incorporada, vierta la segunda mitad de la misma en el tazón. Dobla nuevamente para incorporar. Ahora es cuando se necesita prestar mucha atención. Al principio notarás que la mantequilla se ve un poco cuajada, pero a medida que se pliega, se va volviendo más homogénea y más suelta. Cuanto más pliegues, más suelta se pone la mantequilla. En este momento la mantequilla está muy rígida, y como puedes ver, realmente no se cae de la espátula, o toma mucho tiempo hacerlo. Lo que quieres es que la mantequilla caiga de la espátula en una cinta continua. Es muy esencial que aprendas a reconocer cuando la mantequilla está lista, porque si la mantequilla está demasiado rígida, es posible que las conchas no se formen en forma. Pero si está demasiado suelto, las conchas se extenderán de manera desigual y probablemente se agrietarán cuando horneen. Se puede ver que si dejo caer algo de la mantequilla encima de la mantequilla restante en el tazón, mantiene su forma. No se derrite en el resto de la mantequilla. Eso significa que necesito seguir doblando un poco más. Pero se puede ver en este momento que la mantequilla ha cambiado bastante de apariencia. Es mucho más flojo y estamos llegando. Sigue plegando y haz algunas pruebas con regularidad. Se puede ver que ahora es mucho más flojo. Necesita sólo un poco más de plegado y va a estar listo. Ahí está la cinta que buscas. Se puede ver que gotea continuamente desde la espátula y hacia el tazón. Eso significa que la mantequilla está lista. 10. Cómo usar la manga pastelera para las conchas de los macarones: Consigue tu bolsa de ribete, e inserta la punta de ribete en la bolsa, y corta lo suficiente de la punta de la bolsa, para que la punta de ribete pase. Gira la bolsa justo encima de la punta de ribete así. Esto va a evitar que la masa salga de la punta mientras la estás llenando. Para ayudarte a llenar la bolsa, te sugiero que uses una taza medidora. Puedes colocar tu bolso así, doblar la parte superior de la bolsa para formar un puño así. Esto va a sostener la bolsa recta mientras viertes la masa en ella. Vierte la masa en la bolsa de ribete, despliega el puño y levanta la bolsa mientras te aseguras de que la punta permanezca retorcida, para que la masa no salga. Gira la parte superior de la bolsa solo para cerrar la bolsa de ribete, y luego puedes apoyarla boca abajo en la taza medidora mientras vas a llegar a las hojas para hornear. Ahora ya estás listo para canalizar la masa en las hojas de hornear preparadas. Tenga en cuenta que las sartenes de hoja deben estar forradas con papel pergamino. Cortar exactamente el tamaño de las entrañas de las sartenes de láminas. Si el papel pergamino sale por los lados de la sartén, el papel no será tan plano, y tus conchas de macaron podrían estar deformadas. También, en este punto, si quieres usar las plantillas de macaron, deslízalas debajo del papel pergamino. El control de la mano, el flujo del bateador es la mano superior. El otro está cerca de la punta para controlarla, y moverla de un punto a otro. Empieza a empujar el bateador hacia la parte superior hasta que llegue a la punta así. Pero asegúrate de mantener la bolsa boca abajo porque la masa fluirá fuera de la bolsa si la giras de inmediato. Invierte lentamente la bolsa de ribete, acercando la punta al papel pergamino. A continuación, gire lentamente la parte superior de la bolsa mientras gira la bolsa completamente perpendicular a la bandeja para hornear. Asegúrate de mantener la punta cerca de la hoja, eso es lo que te va a permitir crear conchas perfectamente redondas. Gira la bolsa, empuja, luego tira hacia arriba rápidamente. Gira la bolsa, empuja, luego tira hacia arriba rápidamente. Repita para todos los estantes. Esta técnica requerirá práctica. Necesitarás encontrar tu flujo y empujar lo suficiente para crear conchas de tamaño perfecto. Si tus conchas no son exactamente del mismo tamaño al principio, no te preocupes. El importante es que son aproximadamente del mismo tamaño, por lo que hornean uniformemente. Una vez que hayas canalizado la hoja completa de las conchas de macaron, recuerda deslizar esa plantilla fuera de las sartenes para hornear si las has usado, y luego necesitas poner las conchas de macaron para descansar. Como ya expliqué antes, este periodo de descanso de 20-30 minutos es realmente importante porque esto es lo que permite que las conchas de macaron formen pies. Después pipa la segunda hoja de conchas de macaron. 11. Horneado de las conchas de los macarones: Mientras las conchas estén descansando, coloque un estante en la posición media y gire el horno en 275 grados Fahrenheit. algunas personas les gusta hornear sus macrones a una temperatura más alta, pero me gusta mantener un techo de calor más bajo porque me permite mantener un mejor control sobre el proceso de cocción. Ahora, todos los eventos son diferentes, algunos sobre calor, algunos bajo calor. Es muy importante que averigres dónde está tu horno porque marca una gran diferencia en el tiempo de cocción. Un termómetro de horno es muy útil para asegurarse de que tu horno esté siempre a la temperatura correcta. Después de 10 minutos, gire la sartén para que las conchas se horneen uniformemente. Para saber si las conchas están hechas, abre la puerta del horno, agarra suavemente una celda e intenta moverla de un lado a otro. Si aún se tambalea, significa que necesita un poco más de tiempo de cocción, tal vez de dos a tres minutos, pero estos se ven bastante sólidos para que podamos sacarlos del horno. Tendrás que dejar que las conchas se enfríen de 45 minutos a una hora antes de llenarlas. Asegúrese de que estén completamente enfriados antes de poner el relleno. Una vez que las conchas estén completamente frescas, usa un cuchillo de glaseado pequeño u otra espátula fina y súper para raspar cuidadosamente las conchas del papel pergamino. Se quiere tener mucho cuidado porque algunas de las partes inferiores de las conchas pueden ser un poco pegajosas. Entonces hazlo con mucho cuidado solo para asegurarte de que no rompas las conchas. Quería darte también mi método infalible para quitar las conchas de las bandejas para hornear. Simplemente coloca toda la sartén en el congelador durante unos 10 minutos antes de sacarlas del papel. Esto va a endurecer las conchas y hacer que sea realmente fácil desengancharlas del papel pergamino sin romper ninguna de ellas. 12. Preparación de un relleno básico de crema de mantequilla: hoy estaré haciendo chocolate blanco y crema de mantequilla de frijol de vainilla. Para hacer esta crema de mantequilla, necesitas un palo de mantequilla sin sal, eso es media taza ablandada a temperatura ambiente, seis onzas de chocolate blanco derretidas y enfriadas ligeramente, una taza de azúcar en polvo, y las semillas de media vainilla frijol. Para hacer la crema de mantequilla, coloca la mantequilla en el tazón de una mezcla de soporte y bate hasta que quede ligera y esponjosa. Una vez que la mantequilla esté cremosa, agrega las semillas de chocolate blanco y vainilla a la mantequilla, y bate hasta que se incorpore. Después agrega el azúcar en polvo y bate primero a velocidad lenta, solo para incorporar el azúcar a la mezcla de chocolate blanco y mantequilla. Después aumenta la velocidad y bate hasta que la crema de mantequilla sea muy ligera y esponjosa. hace la crema de mantequilla, es tan simple como eso. Ahora que está terminado, simplemente transfiéralo a una bolsa de ribetes y vas a estar listo para llenar los macarons más tarde. 13. Rellenos (y almacenamiento) de los macarones: Para ensamblar los macarons, empareje conchas que son exactamente del mismo tamaño, y colóquelos uno al lado, boca abajo para prepararse para canalizar el relleno en las conchas. Recuerda que las conchas grandes son muy frágiles, así que asegúrate de manipularlas siempre con mucho cuidado, para que no rompa la parte superior de las conchas. Agarra tu bolsa de ribetes con la crema de mantequilla que hay en ella, y pipa algo de crema de mantequilla a la mitad de las conchas de macaron. Ensamble los macarrones presionando suavemente la cáscara superior sobre la crema de mantequilla hasta que la crema de mantequilla llegue a los lados. 14. ¡Sé creativo! Inspiración para sabores: Una vez que hayas dominado la receta principal de macaron, es hora de ponerte creativo. A la hora de ensamblar los macarons, puedes mezclar y emparejar diferentes conchas de colores como esta. O por supuesto, usa todos los rellenos diferentes como cremas de mantequilla, o untar de chocolate, o mermeladas caseras o gelatinas en su interior. También puedes decorar las conchas. Por ejemplo, puedes espolvorear algo de cacao en polvo sobre la parte superior, o las puntas de cacao, o azúcar de arce, o incluso nueces picadas. Incluso hay purpurina comestible que puedes espolvorear o cepillar sobre las conchas una vez que estén horneadas. En otras palabras, el cielo es el límite. Depende de ti desafiar tu imaginación y crear algo realmente hermoso. 15. Reflexiones finales: ¡A hornear!: Ya casi terminamos. Espero que esta clase te inspire a hacer macarons. Los encuentro verdaderamente adictivos, no sólo para comer, sino para hacer. Una vez que dominas los conceptos básicos de una receta, me parece que ir a los movimientos de hacerlos es realmente relajante. Además nunca me canso de ver la mirada en la cara de todos cuando los sirvo. Déjame recordarte los pocos consejos clave. Tómate tu tiempo. Dominar los macarones lleva tiempo y practica, pero todos pueden hacerlo. Si algo sale mal cuando las estás haciendo por primera vez, asegúrate de publicar tus preguntas e imágenes en la sección de comunidad del sitio para que pueda ayudarte. También asegúrate de practicar y dominar el shell básico de los macarons de modificar antes de intentar cualquiera de las variaciones. Practicar con una receta básica te permitirá conocer de memoria tu equipo, por lo que te sentirás más cómodo alejándote de la técnica base más adelante. Por último, sé creativo con el relleno. Para citar a mi creador de macaron favorito, [inaudible], es la sensación que aporta la mayor parte del sabor en un macaron. Además, asegúrate de que estás llenando paquetes un ponche. Sabores concentrados crearán la mayor impresión. Eso es todo. Ya estás listo para hornear. Recuerda compartir sobre tu experiencia en la sección de comunidad y publicar tus macarons terminados en la galería de proyectos. No puedo esperar a ver qué vas a crear.