En The Office, Michael Scott compra al empleado temporal, Ryan Howard, un nuevo iPod como regalo de Navidad cuyo límite era de USD 20 y terminó siendo una dolorosa equivocación. En Schitt’s Creek, cuando el acaudalado Johnny Rose compra a su hijo un pueblo en el medio de la nada a modo de broma, nunca previó que perdería todo su dinero y sus bienes, y que quedaría condenado a vivir allí. Estos son dos ejemplos de ironía situacional. ¿Es divertido, verdad? Aunque probablemente te sigas preguntando: ¿qué es la ironía situacional? Sigue leyendo y encontrarás la definición de ironía situacional y cómo se utiliza como recurso cómico.

Definido: ¿qué es la ironía situacional?

La ironía situacional tiene lugar cuando sucede lo contrario de lo previsto. Es una forma de lenguaje figurativo, que simplemente significa un recurso literario que va más allá del significado literal de las palabras. Como lenguaje figurativo, la ironía situacional permite a los escritores mostrar las intenciones de los personajes en contraposición a los resultados; apariencia versus realidad. Además, la ironía situacional muestra personajes individuales y destaca sus personalidades mediante métodos únicos. 

¿Qué es la ironía dramática?

La ironía dramática (sí, hay diferentes tipos de ironía) se diferencia de la ironía situacional en que el público sabe más sobre la situación que los personajes. Por ejemplo, los miembros del público de un espectáculo, película u obra de teatro, o los lectores de un libro, cuento o novela podrían saber algo malo, sorprendente o bueno que está por suceder antes de que un determinado personaje lo sepa. 

Ejemplos famosos de ironía situacional

Romeo y Julieta

Podría decirse que el ejemplo más famoso de ironía situacional (e ironía dramática también) es el recurso literario que utiliza en su obra Shakespeare para la escena trágica de la muerte de los dos amantes. Romeo cree que Julieta, que solo está bajo los efectos de un narcótico, se suicidó, así que se suicida también. Cuando se despierta y lo descubre muerto junto a ella, también se quita la vida. Sucedió lo contrario a lo que se suponía debía pasar y los dos amantes no consiguen ser felices para siempre. 

Harry Potter

En la mayoría de los libros, Harry cree que debe matar a Lord Voldemort para salvar el Mundo Mágico. Sin embargo, Harry descubre que en realidad debe permitir que Voldemort lo mate a él para salvar a todos los que ama. Como héroe de la historia, es lo último que los personajes y el público esperan que suceda.

Sexto sentido

Cuando un psicólogo infantil se dispone a ayudar a un pequeño que puede ver a personas muertas, lo último que espera enterarse es de que él mismo está muerto. Es uno de los ejemplos más famosos de ironía situacional y se utiliza de manera magnífica en esta película de terror para mantener al público en vilo. 

Ejemplos cotidianos de ironía situacional

  1. Una chimenea que se prenda fuego.
  2. Encontrar dinero en la billetera después de pasar por un cajero automático.
  3. Una publicación de Twitter para quejarse de la ineficacia de Twitter.
  4. Que tu hijo vuelque comida inmediatamente después de que aspiraste el piso. 
  5. Que llueva justo después de lavar el auto. 
  6. Dos personas que están en una cita a ciegas y comienzan a hablar entre sí antes de saber que es con ellos con quienes se iban a encontrar. 

¡Compruébalo tú mismo!

Introducción a la ficción: cómo escribir el primer borrador de una historia corta

Written By

Brighid Flynn

  • Click here to share on Twitter
  • Click here to share on Facebook
  • Click here to share on LinkedIn
  • Click here to share on Pinterest