Si estás pensando en aprender a tocar la guitarra, comenzar con una guitarra clásica es una excelente opción. No solo las cuerdas de nylon son más suaves para los dedos del principiante, sino que también obtendrás conocimientos y aprenderás técnicas que te permitirán tocar fácilmente cualquier otro tipo de guitarra, si así lo deseas. 

En este artículo, repasaremos brevemente lo que es una guitarra clásica, su historia, y algunas coas que deben tenerse en mente al aprender a tocarla. 

¿Qué es una guitarra clásica?

Hombre tocando guitarra
Fuente: Instagram
Imagen obtenida de @_krystal_v_ .

La guitarra clásica es una precursora de la guitarra acústica moderna. Su característica distintiva principal es que tiene cuerdas de nylon y no las metálicas que se usan en las guitarras modernas. Esto produce un sonido más suave y dulce que el de las cuerdas de acero.

Si bien las guitarras clásicas evolucionaron a las guitarras acústicas y eléctricas que oímos en la música popular, aún se siguen usando mucho, y son apreciadas por su sonido único y el estilo para tocarlas.  

Origen de la guitarra clásica

Desde hace miles de años hay instrumentos similares a la guitarra, aunque solo hasta el siglo XV los músicos españoles comenzaron a tocar instrumentos que se parecían más a la guitarra que conocemos en la actualidad. La forma del instrumento y su número de cuerdas varió durante muchos años, hasta que finalmente, en 1817, el laudero español Antonio de Torres ideó un diseño del que surgió la guitarra moderna. Por este motivo, muchas veces se le llama guitarra española. 

En las primeras versiones de la guitarra clásica se usaban cuerdas hechas de tripa, y solo hasta 1948 se comenzaron a producir cuerdas de nylon. 

Géneros musicales que usan guitarra clásica

En casi toda la música que escuchamos actualmente se usan guitarras con cuerdas metálicas. Sin embargo, la guitarra con cuerdas de nylon se toca en música clásica, española, bossa nova, flamenco e incluso en algunos tipos de jazz. 

Guitarra clásica vs. flamenca 

A veces se usan intercambiablemente los términos «guitarra clásica» y «guitarra flamenca», pero si bien ambas usan cuerdas de nylon, en realidad son dos instrumentos distintos. 

La guitarra flamenca es más ligera que la clásica y sus cuerdas están más cerca del mástil, lo que facilita tocar rápidamente e incorporar técnicas innovadoras, como percutir el diapasón. Esto muchas veces produce cierto zumbido, una calidad sonora que caracteriza al género flamenco. Además, la guitarra flamenca típicamente incluye una placa protectora alrededor de la boca, para evitar que el acabado del instrumento se dañe cuando los guitarristas usan técnicas percusivas. 

En cambio, el sonido de la guitarra clásica es muy limpio: no incluye zumbidos ni percusiones. 

Ciertamente se puede tocar flamenco con una guitarra clásica, pero si te interesa seriamente este género, te funcionará mejor un instrumento hecho para tal propósito. 

guitarra
Fuente: Instagram
Guitarra flamenca obtenida de @javiercastanoluthier. 

Cómo tocar la guitarra clásica

De cierto modo, tocar con cuerdas de nylon es similar a hacerlo con cuerdas de acero. Las cuerdas, afinación, acordes, escalas y teoría son iguales. 

Pero el estilo de la guitarra clásica difiere mucho de la manera en que se toca una guitarra eléctrica o acústica moderna. Por ejemplo, con la acústica moderna basta con aprender cuatro acordes y un patrón de rasgueo simple para tocar una canción completa, lo cual puede hacerse en menos de una hora. En cambio, en la guitarra clásica no hay rasgueo, y es necesario pasar algún tiempo aprendiendo escalas y técnicas de punteo.

A continuación aparecen algunas consideraciones que son fundamentales para tocar: 

1. Postura para tocar

Los guitarristas clásicos se colocan el instrumento sobre la rodilla izquierda, y ponen el pie izquierdo sobre un pedal elevado. Esto permite que el mástil de la guitarra apunte hacia arriba, a un ángulo de 45 grados, para que la mano izquierda tenga una posición más cómoda para tocar. Alternativamente, se puede poner el pie izquierdo sobre el piso y usar un soporte especial entre el muslo y la guitarra, para mantenerla elevada. 

Lo que también debe considerarse es la colocación del pulgar izquierdo. Los guitarristas modernos muchas veces ponen el pulgar encima del mástil, e incluso lo usan para tocar la cuerda Mi grave. Sin embargo, hacer esto en una guitarra clásica provoca una mala postura de la mano, y limita al resto de los dedos. En vez de ello, mantén el pulgar alejado, cerca de la parte media del mástil. 

Hombre con guitarra
El instructor de Skillshare David Hartley explica cómo sostener el instrumento. 

2. Usar las uñas

Si bien se puede usar una púa para pulsar las cuerdas con la mano derecha, tradicionalmente se toca con los dedos. En las épocas en que las cuerdas eran de tripa, los guitarristas clásicos pulsaban las cuerdas directamente con las yemas de los dedos. Cuando se comenzaron a usar cuerdas de nylon, y con la necesidad de subir el volumen para hacerse oír en grandes auditorios, tocar con las uñas se hizo práctica común. 

Que uses las yemas o las uñas depende completamente de ti. Si prefieres las uñas, haz algunas investigaciones para hacerlas crecer y mantenerlas fuertes y sanas. 

3. La importancia de aprender teoría

Con las guitarras acústicas y eléctricas, probablemente podrás ingeniártelas para no aprender teoría musical. Basta con tocar acordes o buscar tablaturas que te indicarán exactamente las cuerdas que debes pulsar, y dónde poner los dedos en el diapasón. 

Desafortunadamente, ese no es el caso de la guitarra clásica. Puesto que la guitarra clásica implica punteos, es fundamental saber cuál es la combinación de cuerda y traste que corresponde a cada nota. También necesitarás practicar escalas, que son esenciales para desarrollar la técnica apropiada y aprender a tocar a ritmo rápido. 

Además de aprender teoría, es muy recomendable aprender a leer partituras. Si deseas tocar música clásica, casi siempre estará presentada en notación musical y no en tablaturas. Adquiere el hábito de aprender hasta las canciones más simples con partituras. A largo plazo, eso te dará muchos beneficios. 

Aprende a tocar guitarra clásica desde hoy mismo

Una de las mejores formas de aprender es viendo clases en línea y tutoriales. Te enseñarán las técnicas básicas adecuadas, y evitarán que adquieras malos hábitos que te impedirán tocar piezas más difíciles. En cuanto domines los conceptos básicos, busca partituras en libros o en línea, y aprende canción tras canción por cuenta propia. 

Aprende a tocar la guitarra clásica

Una introducción a la guitarra clásica