¿Quieres aprender a hacer impresiones de arte para Etsy, o para vender en tu feria de artesanos local? 

Cuando se trata de vender tu obra de arte, no tienes que despedirte de la original. Ya sea que pintas, dibujas o creas obras en medios mixtos, tienes la posibilidad de ganar más dinero convirtiendo tus obras de arte en impresiones, o adaptándolas a carteles, tarjetas u otros artículos. Así es cómo puedes hacer impresiones de arte en casa. 

Cómo convertir obras de arte en impresiones

Cori Jaye Elston
La artista Cori Jaye Elston acerca de las herramientas necesarias para hacer impresiones artísticas en casa.

Sigue estos pasos para aprender cómo hacer impresiones de arte para vender

Paso 1: reúne tus materiales

Vas a necesitar la siguiente maquinaria y herramientas para aprender a hacer impresiones de tu arte:

  • Escáner
  • Impresora de alta calidad (opcional)
  • Adobe Photoshop 
  • Papel libre de ácido (mate o brillante)

Si no tienes un escáner o no quieres comprar uno nuevo, puedes elegir uno de segunda mano a un precio accesible. Sin embargo, ten en cuenta que algunos escáneres más baratos no pueden agarrar ciertos colores y tonos, como los fluorescentes. Si utilizas una amplia gama de colores en tu arte, o sabes que vas a hacer impresiones una y otra vez, vale la pena invertir en un buen escáner. 

Del mismo modo, si no tienes una impresora de alta calidad en casa, puedes acudir a un taller de impresión local o un servicio de impresión en línea. Ponte en contacto con la tienda con anticipación para averiguar las especificaciones que necesitas para producir las mejores impresiones con sus impresoras. También pueden darte consejos acerca de los mejores tipos de papel para lo que quieres hacer.

Si no cuentas con Photoshop en tu laptop o tableta, puedes descargar una prueba gratuita para comenzar. Cuando estés aprendiendo a hacer impresiones de arte a partir de los originales está perfecto que uses software gratuito; pero si acabas haciendo esto mucho, probablemente tengas que invertir en el programa completo. Conocer los fundamentos de Photoshop será útil a lo largo de tu carrera artística en general, más allá de aprender a hacer impresiones de arte a partir de los originales; entonces, si aún no eres muy conocedor, toma un curso de introducción para ponerte al corriente.

Paso 2: prepara tu obra de arte y el escáner

Escanear la obra de arte
Limita tu obra de arte y el escáner antes de empezar la sesión.

Antes de escanear, asegúrate de que tu obra de arte esté limpia y seca. Dale a tu obra de arte el tiempo que necesita para adaptarse al papel. También asegúrate de que esté libre de cualquier marca de lápiz, residuo de borrador o manchas que no quieras que sean reproducidas.

Limita tu escáner con un paño suave y asegúrate de que no haya pelusas o residuos de trabajos anteriores en el escáner.

Paso 3: conecta el escáner a tu computadora portátil y escanea la obra de arte

Obra de arte escaneada
Asegúrate de que tu obra de arte esté alineada correctamente dentro del escáner.

Conecta tu escáner a tu laptop o tableta e importa tus imágenes escaneadas a Photoshop.

Un punto importante que hay que tener en cuenta es el tamaño de tu escaneo en puntos por pulgada (DPI, por sus siglas en inglés). Mientras más alto sea el valor de DPI, las imágenes finales serán mejores y de mayor resolución. La artista Cori Jaye Elston recomienda que el DPI sea de cuanto menos 300 para una impresión estándar. Cualquier valor más bajo te dará una impresión visiblemente pixelada.

Cuando escaneas, asegúrate de que la parte superior, inferior y los lados de la obra de arte estén perfectamente alineadas con el escáner. Esto es especialmente importante si tu obra de arte es demasiado grande para caber dentro del escáner y necesitas escanearla en varias tandas.

En esta etapa del proceso, hasta puedes eliminar partes de la obra original que no te gustan, para que no aparezcan en las impresiones. Por ejemplo, quizás se te haya corrido una línea en tinta negra. ¡Esto no es problema cuando trabajas en Photoshop!

Si estás escaneando en tandas, después tendrás que «coser» las piezas en Photoshop para juntarlas. Si no estás familiarizado con la forma de hacerlo, consulta un buen tutorial, como el de Cori Jaye Elston o Evan Neidich.

Paso 4: imprime una prueba

Igualar la impresión
Imprime una prueba para ver qué tanto coincide con la obra de arte original.

Una vez que todo se vea bien en Photoshop, imprime una prueba en papel de archivo libre de ácido. Los colores pueden verse diferentes en la hoja a cómo se ven en la pantalla, o en comparación con el original. Puedes ajustar el color y el contraste en Photoshop, si es necesario. No hagas un montón de impresiones sin hacer una prueba primero, porque correrías el riesgo de desperdiciar mucha tinta y papel costosos.

¿Qué papel es el mejor para las impresiones de arte?

Hay dos cosas que hay que tener en cuenta al elegir el mejor papel para las impresiones de arte: el papel u otra superficie en la que hayas creado la obra original, y el papel sobre el cual imprimes. 

Si eres un diseñador gráfico o dibujas en lápiz o bolígrafo, probablemente ya estarás creando obras de arte sobre una superficie escaneable; pero si eres un pintor o un artista multimedia, quizás no sea así. Si, antes de crear la obra de arte original, sabes que vas a querer escanearla y convertirla en una impresión más adelante, sería una buena idea usar papel de lienzo, ya que es plano y más fácil de escanear. También se pueden escanear lienzos estirados, pero son un poco más complicados de perfeccionar. Cuando estés aprendiendo a hacer impresiones de arte, elige el método más sencillo posible hasta que estés familiarizado con el proceso.

En cuanto al papel sobre el que vas a imprimir, el papel libre de ácido es la mejor opción. Este papel durará más y mantendrá la apariencia de tu obra de arte como estaba destinada a verse, aún si está enmarcada, juntando polvo y expuesta a luz.

La elección entre papel mate o brillante depende de tus preferencias y los requisitos de tu obra. El papel mate suele absorber y disipar los pigmentos más que el papel brillante, por lo que si estás imprimiendo una obra de arte con detalles finos, puede que prefieras cómo se ve el resultado final en papel brillante. El papel brillante no tiene que ser superbrillante; también puedes conseguir semibrillante.

¿Cuál es la mejor forma de vender impresiones de arte?

¡Seguramente no estás aprendiendo a hacer impresiones de arte para tu uso personal! Quieres vender tu arte, ¿cierto?

Hace tiempo, la única forma de ganar dinero por tu arte era llevando tus impresiones a mercados de artesanos locales o exhibiéndolos en galerías o tiendas. Aunque puedes seguir haciendo esto, y es una buena forma de obtener seguidores y exposición local para tu arte; también puedes ampliar tu alcance vendiendo en línea. Puedes hacerlo ya sea a través de tus propias cuentas de redes sociales si configuras una cuenta profesional o de negocios, o mediante plataformas de terceros.

Una vez que hayas aprendido a hacer impresiones de arte para vender, consulta estas plataformas en línea. Algunas de ellas tienen servicios de impresión sobre pedido.

Written By

Elen Turner

  • Click here to share on Twitter
  • Click here to share on Facebook
  • Click here to share on LinkedIn
  • Click here to share on Pinterest