Al pensar en escritores, solemos imaginarnos a alguien que pasa años construyendo una trama cautivadora con giros y sorpresas que atrapan a sus lectores desde las primeras páginas. Pero no todo escrito tiene que ser del tamaño de una novela. A veces, menos es más.

Vamos a echar un vistazo a los relatos breves, lo que incluye revisar las características de estos escritos cortos, sus diferencias respecto a las historias cortas convencionales y algunos ejemplos famosos en la literatura y más allá.

Enlaces rápidos

¿Qué es un relato breve?

Los relatos breves se conocen en inglés como «vignette», que en francés significa ‘vid pequeña’. En español tenemos una palabra del mismo origen: las viñetas, que son las decoraciones de hojas y ramas de una vid puestas en los contornos de las páginas de los libros, o bien, también son los recuadros con dibujos que conforman una historieta. 

Que no te sorprenda encontrar «viñeta» como si fuera lo mismo que «relato breve»; es tan solo una mala traducción de «vignette» (porque suenan parecido). El relato breve es un escrito corto que captura un evento o momento temporal. Tiene un lenguaje descriptivo, con detalles e imágenes vívidos.

Los relatos breves pueden ser escritos autónomos, pues no se tratan tanto de hacer avanzar una trama, sino de centrarse en los detalles más finos. Pero también se pueden encontrar escondidas en novelas y cuentos como parte de una narración más grande; como si hicieras zoom en un personaje o acontecimiento en particular.

Ejemplos de relatos breves

Un ejemplo notable de relatos breves en la literatura es El cuerpo femenino de Margaret Atwood. Los siete relatos breves que integran esta obra son reflexiones cortas sobre la objetificación del cuerpo de las mujeres y las diferencias entre ellas y los hombres. Algunos son más largos que otros, pero todos se sostienen por sí mismos o pueden verse como parte de una obra entera.

También puedes encontrar relatos breves en series de televisión y películas. Suelen presentarse en forma de analepsis («flashbacks»), en particular cuando la información que le muestra al público aporta nada a la trama. 

El programa de televisión Orange Is The New Black ofrece en pantalla varios ejemplos de relatos breves. Las analepsis de los personajes individuales nos dan un conocimiento más profundo de quiénes son, sus historias y sus maneras de ver el mundo. No hacen avanzar la trama principal; en su lugar, sirven para que comprendamos mejor a cada personaje. 

Del mismo modo, existen relatos breves momentáneos en Cuando Harry conoció a Sally, película en la que, a lo largo de la trama ficticia, se insertan entrevistas con parejas reales que cuentan la historia de cómo se conocieron. Las entrevistas no hacen avanzar la trama, sino que aportan a la sensación general de romance que comunica la película.

Atrapa a tus lectores con personajes increíbles

Escritura de cuentos cortos basados en los personajes

Relatos breves literarios

La casa en Mango Street de Sandra Cisneros

Si bien tiene el largo de una novela, esta obra de Cisneros es en realidad una serie de relatos breves. Aunque sean descriptivos y puedan disfrutarse por separado, es solo al reunirlos en la totalidad de la obra que podemos ver el panorama completo de la vida en este barrio de Chicago.

La protagonista, Esperanza, narra sus observaciones y recuerdos de cómo era la vida en Mango Street:

«Pero la casa de Mango Street no es de ningún modo como ellos la contaron. Es pequeña y roja, con escalones apretados al frente y unas ventanitas tan chicas que parecen guardar su respiración, los ladrillos se hacen pedazos en algunas partes y la puerta del frente se ha hinchado tanto que uno tiene que empujar fuerte para entrar».

En nuestro tiempo de Ernest Hemingway

Hemingway era conocido por sus descripciones elaboradas de entornos y personas. Si bien muchas de sus novelas y cuentos contienen ejemplos de relatos breves, también algunos por separado. En Nuestro tiempo, una colección de cuentos, él intercala los capítulos de la historia con relatos breves que se centran en el escenario de la guerra.

«Nick se sentó contra la pared de la iglesia donde lo habían arrastrado para cubrirlo del fuego de ametralladora en la calle. Las dos piernas asomaban desmañadas. Había sido herido en la columna. Su cara estaba sudorosa y sucia. El sol brillaba en su cara. El día estaba muy caluroso. (…) La pared rosada de la casa del otro lado se había desplomado del techo y un retorcido somier de hierro colgaba hacia la calle».

Relato breve vs. cuento corto

Es fácil pensar que un relato breve es como un cuento corto, pero tienen diferencias importantes. La mayoría de los cuentos tienen entre mil y diez mil palabras, y tienen la estructura de una novela: inicio, mitad y final. 

Los relatos breves, por otro lado, son simplemente un momento en el tiempo. No tienen que seguir una estructura narrativa típica porque no cuentan una historia: solo describen y muestran imágenes. 

Relato breve vs. microficción

La microficción puede ser tan breve como un relato breve (menos de mil palabras), pero estas obras son más bien como minicuentos. 

Las obras de microficción suelen seguir una estructura de tres actos y tienen una trama definida que incluye un conflicto al que se enfrenta el protagonista. La narración suele comenzar en medio de este conflicto y la resolución llega tras las descripciones de cómo el personaje acabó en esa situación en primer lugar. 

Aunque pueden ser descriptivos, los relatos breves no se ajustan a esta estructura narrativa y suelen brindar más detalles visuales que una trama propiamente dicha.

Mantén tus escritos cortos y buenos

Los relatos breves son una excelente manera de practicar tu escritura creativa, ya sea que te quedes con los cuentos o te aventures a escribir una novela que sea un éxito en ventas. Concéntrate en los detalles granulares optando por mostrar en vez de contar a tu lector lo que está sucediendo. ¡En poco tiempo habrás creado tu primer relato breve!

Perfecciona tu destreza narrativa mediante la práctica diaria

Escritura creativa: cómo escribir un cuento corto todos los días