Las pinturas de acuarela son un medio extraordinariamente versátil, que pueden ser audaces y sorprendentes, o suaves y sutiles. Luego de haber experimentado con los elementos básicos, tal vez te preguntes cómo añadir profundidad e impacto a tus obras en acuarela.  ¿Qué te parece crear un fondo para tu tema? Aprende a pintar con efectividad un fondo en acuarela, y tus ramos, letras o paisajes ya no volverán a tener un fondo soso.

Enlaces rápidos

Cómo pintar un fondo en acuarela

árboles en acuarela
Escena de un bosque y cielo de Silvia M., para Fondos en acuarela fáciles y divertidos: Parte 1

Lo primero es lo primero: no intentes pintar un fondo después de pintar el tema principal. Más bien, comienza con el fondo, déjalo secar, y luego agrega los detalles del primer plano. 

Sigue estos pasos para pintar un hermoso fondo de cielo nocturno. Una vez que hayas aprendido la técnica, puedes adaptarla a otros colores y temas.

Paso 1: reúne tus materiales

paleta de acuarela
Algunos materiales esenciales para trabajar con acuarelas.

Para cualquier proyecto de pintura en acuarela, necesitarás lo siguiente:

  • Pinturas de acuarela (en pastillas o tubos)
  • Pinceles; los mejores para acuarela son los de punta redonda
  • Paleta de mezclado
  • Papel para acuarela
  • Toalla de papel o tela
  • Dos frascos para agua
  • Cinta de enmascarar 

Para este fondo de cielo nocturno, los extras opcionales, aunque muy recomendables, son pinturas metálicas para acuarela y bolígrafo permanente de punta fina.

Paso 2: encuentra una foto de referencia

búsqueda de cielos nocturnos en Google
Inspiración para fondos de cielo nocturno.

Este paso es opcional, porque tal vez prefieras trabajar a partir de tu imaginación o tus recuerdos, aunque seguir una foto puede inspirarte y darte ideas que de otro modo no se te habrían ocurrido. Busca en Google «cielo nocturno», o algo parecido, y navega en los resultados hasta hallar el que más te guste.

Paso 3: humedece tu papel con agua

suministros para acuarela
Humedece tu papel para acuarela.

Si ya has pintado antes algunas acuarelas, quizá ya sepas que hay dos técnicas principales: húmedo sobre húmedo, y húmedo sobre seco. Para pintar fondos en acuarela, generalmente es mejor la técnica de húmedo sobre húmedo, es decir, pintura húmeda sobre superficie húmeda. Con esta técnica, los colores sangran mejor unos con otros, por lo que es mejor para cubrir zonas más grandes del papel, aunque es menos adecuada para detalles finos o contornos muy definidos (para ello, es mejor húmedo sobre seco).

Pega tu papel con cinta a la superficie de trabajo, para impedir que se enrosque cuando esté mojado. Humedece completamente un pincel grueso con agua limpia y pásalo sobre el papel, asegurándote de mojar toda su superficie.

Paso 4: comienza con tu color más claro

pintura en acuarela
Comienza a pintar con tu color más claro.

Usando tu imagen de referencia como guía, pinta con tus colores más claros. Golpetea el pincel para crear un efecto moteado o salpicado, como de nubes. No apliques pinceladas largas al papel porque esto producirá un efecto de franjas, que aquí no viene al caso. Continúa hasta cubrir más o menos la mitad del papel.

Paso 5: agrega colores más oscuros

pintura
A continuación, agrega colores más oscuros.

Usando la misma técnica de golpeteo que ya vimos, sigue pintando con algunos colores más oscuros. Asegúrate de que los colores se mezclen bien unos con otros, y agrega más agua limpia al papel para que no haya límites claros entre los colores.

Las acuarelas tienden a aclararse cuando se secan, por lo que este fondo se pintará con dos capas. Deja secar el papel durante unos minutos. Está bien si el papel sigue mojado, aunque debes evitar que queden charcos de algún color en particular. Luego, repasa los colores claros y medios en las mismas zonas, para aumentar la profundidad del color.

Paso 6: agrega colores completamente oscuros

pintura
Aplica los colores más oscuros.

A continuación, agregarás los colores más oscuros. Aquí también asegúrate de no dejar bordes nítidos entre las sombras; mézclalas con agua limpia. Deja secar otra vez, y pinta una segunda capa para intensificar los colores.

Paso 7: agrega detalles

pintura
Pintar detalles de siluetas.

La función del fondo de acuarela no es ser demasiado detallado, porque eso es más bien para el primer plano o tema principal, pero se le pueden añadir algunos pequeños toques. En el caso de un cielo nocturno, se puede formar una buena base añadiendo siluetas de árboles o montañas. Los destellos de estrellas pueden producir un bonito efecto. En este caso, es mejor la técnica de húmedo sobre seco, por lo que no es necesario volver a humedecer el papel.

Paso 8: usa el producto terminado como fondo

pintura con árboles
El fondo de cielo nocturno terminado.

Puede ser que el resultado te encante y ya no quieras pintar sobre este. ¡Eso está perfectamente bien! Pero si quieres que tu proyecto sea un fondo y no la obra de arte completa, añade una cita inspiracional u otros temas en el primer plano, cuando el fondo se seque completamente.

Más inspiración para fondos

No siempre desearás pintar un cielo nocturno, pero puedes usar la misma técnica general para otros fondos. Tan solo cambia los colores según tu gusto y las necesidades del proyecto.  

acuarela de puesta de sol
Sé imaginativo con tus colores.
espacio
Un fondo de cielo negro no tiene por qué ser aburrido.
palabras en acuarela
Palabras sabias con un hermoso fondo en acuarela.
acuarela abstracta en rosa
Fondo abstracto de estampado de cachemira, de la estudiante de Skillshare Ronit Ziv.
acuarela en verde y azul
Un fondo etéreo de Ronit Ziv.
acuarela en gris
Un fondo simple, listo para lettering a mano, de la estudiante de Skillshare Kelsey Eason.

No te desdibujes en el fondo

Encore en vivo: pinta fondos oscuros en acuarela